Viernes, 23 Septiembre 2016 00:00 Sociedad

En el campo de las oportunidades fue calificado como en ‘camino de mejora’

Ecuador se destaca por su desarrollo educativo

Ecuador se destaca por su desarrollo educativo
Foto: El Telégrafo

El país ocupa el lugar 53 entre 133 naciones que fueron medidas por el Índice de Progreso Social. A nivel mundial hay un desempeño fuerte en nutrición y cuidados médicos básicos.

Redacción Sociedad

El Índice de Progreso Social (IPS), publicado por la organización estadounidense Social Progress Imperative, evaluó la situación de 133 países del mundo.

La medición de este año ubicó a Ecuador en el nivel medio alto con el puesto número 53 (considerado un resultado positivo).

Los resultados se obtuvieron tras analizar los factores de nutrición y cuidados médicos, agua y saneamiento, acceso a conocimientos básicos, a la calidad medioambiental, a los derechos personales y a la tolerancia e inclusión.

El progreso social —según el informe— es la capacidad para satisfacer las necesidades básicas, el mejoramiento de la calidad de vida y la creación de las condiciones para que las comunidades alcancen su máximo potencial.

El IPS incluye 3 parámetros de valoración: necesidades humanas básicas, fundamentos del bienestar y oportunidades.

El país logró la mejor calificación en el segundo componente mencionado: posición 41 en el ranking y 77,09 de puntuación. El acceso a la educación básica se ubica como la necesidad mejor atendida con 94,66 puntos.

El especialista Teodoro Barros reconoce que el país dio un paso cuando se elaboró el Plan Decenal de Educación y se establecieron líneas prioritarias para el sistema educativo básico y el bachillerato. “Fue prioridad del Estado no solo en el tema de la cobertura, sino también en el factor de la calidad”.

Barros indica que es un área estratégica porque incide en el mejoramiento de las familias, en su desarrollo para la producción y condiciones de vida. “Hay que apuntalarla en el área inicial, en la cobertura de atención y en el vínculo con el sistema productivo y cultural”.

Las estadísticas de este año revelan que en el mundo existe desempeño notablemente fuerte en nutrición y cuidados médicos básicos; y acceso a conocimientos básicos.

Estos ítems abarcan las prioridades de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas (principales focos de los esfuerzos de asistencia y desarrollo en los últimos 15 años).

Un país con oportunidades

En el campo de las Oportunidades del IPS, Ecuador está en camino de mejorar. Ocupa el lugar 58 en el ranking y tiene 53,23 en puntuación. En este sentido, la libertad personal y de elección alcanza el nivel más alto: 61,30.

Para la activista por los derechos de la comunidad de lesbianas, gais, bisexuales, transgéneros e intersexuales (LGBTI), Diane Rodríguez, existen avances, desde 2008, con el reconocimiento de la unión de hecho, la certificación de los 104 centros inclusivos del Ministerio de Salud y la identidad de género. “Eso nos da a entender que hay un libre desarrollo de la personalidad y aceptación de las personas LGBTI, tomando en cuenta que es una de las poblaciones más discriminadas”.

De acuerdo con el IPS, el área de necesidades básicas requiere pronta atención. El país se encuentra 70° en el ranking y tiene 78,36 en puntuación. Sin embargo, la nutrición y la atención médica básica logran el mejor puntaje: 91,90 sobre 100.

La nutricionista de la coordinación zonal 8 del Ministerio de Salud Pública, Adriana Salas, señala que una de las estrategias significativas es la de los “mil días”, que consiste en controles a la mujer embarazada y a los niños menores de 2 años para evitar la desnutrición crónica.

En el mundo, Finlandia es el país con el desempeño más alto de este año, seguido por Canadá, Dinamarca, Australia y Suiza.

Los componentes del IPS en los que el mundo está peor son “tolerancia e inclusión”, “derechos personales”, “acceso a la educación superior” y “calidad medioambiental”.

PIB no se vincula a los resultados

El índice de 2016 muestra que el bienestar económico por sí solo no explica los resultados de progreso social.

Michael Green, director del IPS, expresa que el estudio demuestra que el PIB (Producto Interno Bruto) no es el destino. “Necesitamos más países como Costa Rica, que sacan progreso social de su modesto PIB per cápita”.

Costa Rica, uno de los países que presenta el mayor desempeño a nivel global con un PIB per cápita de $ 14,232, logra un nivel alto como Corea del Sur, con solo la mitad de su PIB per cápita ($ 33.629).

El sociólogo Wladimir Sierra señala que si el PIB indica la riqueza de un país en la sociedad, en cuanto a la cuota por habitante, no indica cómo está distribuido ese dinero.

El incremento en niveles de satisfacción se puede lograr atendiendo las necesidades que se convierten en felicidad de los habitantes. (I)

ENLACE CORTO