China analiza la prohibición de autos a gasolina y diésel

| 12 de Septiembre de 2017 - 00:00

China estudia la prohibición de la producción y la venta de vehículos que funcionan con combustibles fósiles (gasolina y diésel), una decisión que podría revolucionar el sector a nivel mundial y dar un impulso a los coches eléctricos.

El anuncio del plan llega tras las decisiones de Francia y Gran Bretaña de restringir las ventas de coches y furgonetas de este tipo en 2040 para luchar contra las emisiones contaminantes.

Aunque el Gobierno de Pekín no dio fechas concretas, las acciones de los constructores empezaron a caer en las bolsas, mientras que las de BYD, el líder de los coches eléctricos, ganaban más de 4% al cierre en la bolsa de Shenzen.

El anuncio llegó de la mano del viceministro de Industria y Tecnologías de la Información, Xin Guobin, que en un foro en la ciudad de Tianjin explicó que su ministerio ha puesto en marcha “investigaciones pertinentes” sobre la cuestión y está trabajando en un calendario.

“Estas medidas fomentarán cambios profundos en el medioambiente y darán un impulso a la industria automóvil china”, expresó Xin en declaraciones recogidas por la televisión oficial CCTV.

“Las empresas deberían esforzarse para mejorar el nivel de ahorro energético de los coches tradicionales y desarrollar vehículos eléctricos”.

El presidente de la Asociación Nacional de Coches de Pasajeros, Cui Dongshu, auguró un proceso largo y que será difícil dejar de hacer carros tradicionales de carburante en una o 2 décadas. (I)