Martes, 22 Agosto 2017 00:00 Sociedad

Chile da luz verde al aborto terapéutico

Activistas a favor del aborto celebraron la decisión de la Corte Constitucional en Santiago de Chile.
Activistas a favor del aborto celebraron la decisión de la Corte Constitucional en Santiago de Chile. Foto: AFP

El país, tras dos años de difícil tramitación, abandona la lista de 18 países que prohíben cualquier legrado.

Alejandro Tapia, corresponsal de El Telégrafo en Chile

Es un tema que ha puesto en evidencia las divisiones de la sociedad chilena, la propuesta anunciada días atrás por la presidenta Michelle Bachelet para despenalizar el aborto en tres causales, sorteó ayer su última barrera.

Así, el Tribunal Constitucional (TC), un órgano autónomo del Estado que opera desde 1970 y que realiza control preventivo y posterior de preceptos legales al que había recurrido la oposición para frenar esta iniciativa, dio luz verde ayer (por seis votos contra cuatro) a la despenalización de la interrupción del embarazo.

Tras el fallo del Tribunal Constitucional, que captó la atención ciudadana en los últimos días, el proyecto previamente aprobado por el Senado quedó listo para convertirse en ley.

La medida implica la legalización del aborto por tres razones: riesgo de vida de la madre, inviabilidad fetal y embarazo tras una violación.

Luego de conocerse el fallo del TC, que consideró que el proyecto no vulnera la Constitución, hubo manifestaciones de júbilo de los grupos pro aborto, mientras los sectores más conservadores que rechazaban la iniciativa de Bachelet no pudieron ocultar su decepción.

La reacción local

Chile es uno de los pocos países en el mundo occidental que no permite el aborto. De hecho, a nivel latinoamericano, la prohibición del aborto en Chile es comparable con lo que ocurre en Nicaragua, El Salvador, Honduras y Haití.

Con la medida, la nación sudamericana abandona así la lista de 18 países en el mundo que vetan cualquier tipo de aborto.

“¡Ganamos mujeres! Gracias feministas. Gracias Presidenta”, comentó una internauta en Twitter. “Esta es una gran noticia”, dijo otra. “Hoy es un día triste para mi país. No al aborto”, comentó otra persona, dando cuenta de las divisiones que produce este tema.

Al anunciar su proyecto, Bachelet había dicho que “hoy las mujeres recuperamos un derecho básico que nunca debimos perder: decidir cuando vivimos momentos de dolor”. Aunque no hay cifras oficiales, la Organización de las Naciones Unidas estima que en Chile se producen anualmente entre 60.000 y 70.000 abortos ilegales.

Según un informe del Centro de Medicina Embrionaria Experimental y Salud Materna (Melisa Institute), en el país se efectúan 18.000 abortos al año, aunque estimaciones de la Universidad de Chile hablan de al menos 100.000. De todos modos el número podría ser incluso mayor.

Los cálculos del sector salud cuantifican que se producen anualmente hasta 140.000 abortos clandestinos.

La propia Bachelet dijo que 16.510 mujeres ingresan anualmente en los hospitales del país por embarazos de menos de 22 semanas relacionados con peligro para la vida de la madre o malformaciones del feto incompatibles con la vida. Al año se registran 500 muertes por malformaciones fetales.

Durante 58 años, entre 1931 y 1989, el aborto terapéutico fue legal en Chile. Eso, hasta que en 1988, en el penúltimo año del régimen de Augusto Pinochet, se prohibió de manera arbitraria la interrupción del embarazo. Desde entonces, Chile ha sido el único país de Sudamérica donde el aborto está penalizado sin excepciones.

La ley había sido aprobada a principios de agosto por el Congreso y cuenta con el 70% de apoyo popular, según las encuestas.

La impugnación de grupos de derecha trasladó al máximo tribunal, considerado por su poder como una tercera Cámara, la última batalla por una ley que puso en pie de guerra a los grupos cristianos y a los conservadores del país al considerar que vulnera el derecho a la vida del que está por nacer, consagrado en la Carta Magna.

La fase final del trámite ante el TC estuvo marcada por el desfile de 135 organizaciones y personalidades que quisieron exponer a favor y en contra. (I)

21-08-17-abortion-1 21-08-17-abortion-2 21-08-17-abortion-3 21-08-17-abortion-4 21-08-17-abortion-5 21-08-17-abortion-6.jpg

Datos

La socialista y médica de profesión logró que el Congreso -de mayoría oficialista, pero con sectores conservadores dentro del partido que trabaron algunas iniciativas- aprobara la unión de parejas homosexuales.

Opuestas fueron las intervenciones de mujeres fuertes de la política chilena como la candidata por la coalición de izquierda Frente Amplio, Beatriz Sánchez y la diputada comunista Camila Vallejo, que centraron sus discursos en la importancia de dar a la mujer el derecho a elegir.

“A nombre de todos los chilenos de fe y también a aquellos que no tienen fe, vengo a representar al autor de la vida: Jesucristo”, lanzó el pastor Javier Soto, conocido por polemizar con organizaciones civiles.

El aborto terapéutico se generalizó en las últimas décadas en América Latina -pese a la fuerza de la Iglesia católica. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Google Adsense

 

Twitter ET