Chequeos médicos son fundamentales para iniciar clases en 'buena forma'

| 28 de Agosto de 2017 - 13:25

El inicio del año escolar pone a correr a padres e hijos porque se preparan para tener todo listo para el primer día de clases.

Los uniformes, las listas de útiles, la lonchera para llevar sus alimentos (...). Todo esto para que los estudiantes no tengan problemas durante las clases. No obstante, hay un factor primordial que no siempre se toma en cuenta, pero resulta fundamental para el desenvolvimiento adecuado de los alumnos: los chequeos médicos.

Sheela Burbano, médica pediatra del Centro de Salud en el sector de Las Casas, habló sobre la importancia de los chequeos médicos periódicos antes de que inicie el año escolar.

Explicó que muchas ocasiones, los estudiantes se ausentan de las jornadas escolares por afecciones recurrentes como: parasitosis, alergias, anemia, etc.

La especialista explicó que el chequeo médico ideal en esta época consta de exámenes de laboratorio: de sangre, de orina y de heces para identificar parásitos. También de evaluación odontológica, auditiva y visual, completándose con la evaluación del médico pediatra.

Burbano añadió que una evaluación pediatra ayudará además a conocer si el peso y la talla van de acuerdo con la edad de los menores.

Cuidado dental y visual

El dentista Sergio Dávalos añadió que es importante tratar a tiempo problemas en la salud bucal de los niños, especialmente porque ellos tienden a consumir alimentos con altas cantidades de azúcar, factor que incrementa la presencia de caries.

"En los chequeos vemos cuáles son las piezas dentales afectadas, damos recomendaciones sobre el cepillado porque la salud bucal también es vital para el desarrollo de los niños", reiteró el médico.

Dávalos dijo que es pertinente realizar un chequeo cada seis meses o por lo menos una vez al año. Reiteró que la prevención también viene del hogar. Por ello, recomendó a los padres inculcar en sus hijos el lavado bucal, tres veces al día, después de cada comida.

La salud visual también es importante, dijo la optometrista Andrea Rojas. Ella recordó que muchos de los problemas visuales que generan algún tipo de deficiencia severa tienen su manifestación desde edades tempranas.

La especialista advirtió que con un chequeo visual de al menos una vez al año se pueden evitar problemas como hipermetropía, astigmatismo y miopía, así como alteraciones motoras y estrabismo.

"Dependiendo del nivel en que se encuentre cada una de estas enfermedades se puede generar uno de los males más comunes, llamada ambliopía (ojo vago)", explicó.

Rojas reiteró que el incremento sensorial y agudeza visual en los niños se desarrolla hasta los 12 años. De ahí que es necesario mantener controles permanentes.

La optómetra dijo que a partir de las 5 meses, los niños empiezan a trabajar binocularmente (los dos ojos) y es posible evaluar señales de sensibilidad a la luz, movimiento y reflejos. En cambio, entre los 3 y 4 años se inicia su etapa socioeducativa por lo que será necesario visitar al médico, al menos una vez al año. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: