Baltimore retiró polémicas estatuas

| 17 de Agosto de 2017 - 00:00

La ciudad estadounidense de Baltimore retiró en la noche sus cuatro estatuas en homenaje a personajes de la Confederación sudista, días después de los hechos de violencia que enlutaron Charlottesville.

“Está hecho”, declaró Catherine Pugh, la alcaldesa de esta ciudad de 600.000 habitantes. “Era necesario retirarlas. Me preocupa la seguridad de nuestra población”.

La operación de retiro de las estatuas en la ciudad no fue anunciada por anticipado.

Las estatuas fueron quitadas con una grúa y trasladadas en camión y no dejaron más que los pedestales, a menudo con grafitis antirracistas y a favor del movimiento de defensa de los negros Black Lives Matter (La vida de los negros importa).

El viernes y el sábado centenares de simpatizantes neonazis, del Ku Klux Klan, se congregaron en Charlottesville para participar en manifestaciones de protesta contra el retiro de una estatua de Robert E. Lee (foto), general que comandó las fuerzas de la Confederación -en defensa de la esclavitud- en la Guerra de Secesión (1861-1865).

En acto se llenó de drama cuando un neonazi embistió con su coche a manifestantes antirracistas. Una mujer murió. (I)