Viernes, 29 Septiembre 2017 00:00 Sociedad

América quiere sitios 100% libres de humo

El 17% de la población adulta consume tabaco en el continente, según los datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
El 17% de la población adulta consume tabaco en el continente, según los datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Foto: AFP

Los representantes de las áreas de salud crearán leyes contra el tabaquismo en los lugares públicos hasta el 2022. También controlarán la venta de productos ilícitos y los tipos de empaques.

Redaccion Sociedad

América quiere el 100% de ambientes libres de humo de tabaco en lugares públicos de todos los países del continente para 2022, informó el jueves la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Las altas autoridades regionales reunidas esta semana en Washington se comprometieron a adoptar legislaciones para instaurar esa medida, considerada como una de las más eficaces por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para controlar la epidemia de tabaquismo y prevenir enfermedades asociadas, indicó la entidad en un comunicado.

“Es fundamental fortalecer las políticas de control del tabaco si queremos disminuir su consumo y salvar vidas”, afirmó la directora de la OPS, Carissa F. Etienne. 

La medida

“Los ambientes 100% libres de humo de tabaco en todos los lugares públicos y de trabajo cerrados son los únicos que pueden proteger efectivamente a la población de los efectos dañinos de la exposición a su humo”.

Estos espacios también ayudan a evitar que las personas empiecen a fumar y apoyan a quienes quieren buscan dejar de hacerlo, explicó Etienne.

La nueva estrategia, aprobada durante la 29ª Conferencia Sanitaria Panamericana que concluye hoy, apunta a fortalecer la lucha contra el tabaquismo en la región.

Según la OPS, 17 de sus 35 países miembros carecen de normativas para prohibir el humo en sitios públicos, incluidos los ambientes de trabajo cerrados y los medios de transporte.

Cerca del 17% de la población adulta tiene el hábito en América y este es un importante factor de riesgo para padecer enfermedades no transmisibles (ENT), como las cardiovasculares y respiratorias crónicas, así como diversos tipos de cáncer. Estas ENT son responsables del 80% de las muertes en la región, 35% de ellas prematuras (antes de los 70 años).

Por eso, controlar el consumo de tabaco es un potente instrumento para mejorar la salud, en particular para alcanzar la meta de reducir en un tercio la mortalidad prematura por ENT para 2030, dijo la OPS.

Compromiso

Las autoridades sanitarias acordaron también como meta para 2022 que todos los países de la región incluyan advertencias gráficas en los paquetes de tabaco para informar correctamente al público sobre los efectos de su consumo, otra medida considerada exitosa para prevenir las ENT y que aún no aplican 19 países.

La OPS indicó que las naciones también pueden evaluar el empaquetado neutro o sencillo, como tienen Australia, Reino Unido y otros países de fuera de la región, o promover la presentación única por marca, como se hace en Uruguay.

Además, se comprometieron a ratificar el protocolo para la eliminación del comercio ilícito de productos de tabaco de la OMS, y establecer mecanismos eficaces para evitar la interferencia de la industria tabacalera, señaló la OPS.

El tratado mundial contra el tabaco permitió una reducción de 2,5 puntos en las tasas de consumo en el mundo, indicaron el miércoles expertos de la OMS.

La tasa de fumadores cayó de manera marcada en los países que implementaron varias de las medidas fijadas cuando entró en vigor el acuerdo en 2005, sugiriendo así que las políticas contra el tabaco tienen resultados. (I)

Países adoptan plan contra el sarampión

Autoridades sanitarias de América aprobaron un plan para evitar brotes de rubéola y sarampión, enfermedades declaradas eliminadas en la región, pero cuyos virus siguen en circulación en el resto del mundo, informó la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El continente americano fue declarado libre de transmisión endémica de rubéola y síndrome de rubéola congénita en 2015, y de sarampión en 2016, tras 22 años de esfuerzos y vacunación masiva.

Pero el reto en los próximos años, según los expertos, es impedir la importación y reintroducción de los virus que causan esas enfermedades, que no desaparecieron del planeta y son sumamente contagiosos.

Para esto, los ministros de Salud del continente, reunidos en la 29ª Conferencia Sanitaria Panamericana definieron una estrategia que establece mecanismos para responder con celeridad a los casos importados, entre otras medidas.

“Las acciones se centran en mantener la inmunidad de la población alta mediante la vacunación y el fortalecimiento de los sistemas para detectar rápidamente los virus del sarampión y la rubéola. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Google Adsense

 

Twitter ET