90 ideas de estudiantes brillaron en el evento Galardones Nacionales

- 15 de Septiembre de 2017 - 00:00
Aldo Guzmán (i), de la Universidad de Guayaquil, diseñó un simulador robotizado para valorar la posición fetal.
Foto: Karly Torres / El Telégrafo

Los jóvenes expusieron sus investigaciones en ciencia, tecnología, ambiente, movilidad y otras áreas. 41 proyectos fueron reconocidos en el certamen.

La Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) eligió a los 41 mejores proyectos de investigación en la V edición de Galardones Nacionales 2017, realizada en el Centro Cívico de Guayaquil.

Los estudiantes y docentes de 28 universidades, 2 escuelas politécnicas y 5 institutos técnicos y tecnológicos expusieron las 90 ideas finalistas.

El titular de la Senescyt, Augusto Barrera, explicó que la jornada permite la vinculación académica con las actividades prácticas y la capacidad de innovar. “Este es un evento importante para potenciarla”.

Luis Carmenate, subsecretario de Investigación de la Senescyt, señaló que durante la jornada (desarrollada en la mañana y tarde) se premiaría a 30 proyectos de investigación científica, 10 de innovación y uno en saberes.

Los inventos

Bryan Zambrano, Anthony Poso y  Lauro Alvarado, del Instituto Tecnológico Superior Simón Bolívar (ITSSB), diseñaron un equipo didáctico artesanal para adquirir los conocimientos y el manejo de los dispositivos del sistema de refrigeración.

Zambrano explicó que este material amplía los bagajes de los que ingresan a los primeros años. “Cuando sean contratados por alguna empresa se sentirán seguros de manipular las máquinas”.

En cambio, Evelyn Reinoso, de la Universidad de las Fuerzas Armadas (ESPE), mostró el funcionamiento de un sistema para el cultivo de tilapias y camarón de río. “Reducirá la contaminación en las cuencas hidrográficas y ahorrará agua”.

Aldo Guzmán, de la Universidad de Guayaquil, creó un simulador robotizado para la valoración de la anomalía de la posición fetal. El joven contó que desde niño aprendió la electrónica y a soldar. Sus conocimientos los aplicó en el prototipo.

Del mismo centro, Gabriel Titusunta, Angie Ayala y Diana Solís presentaron el diseño de muebles en caja. Se trata de una nueva forma de industrialización en la que no usan herramienta para ensamble, ni tornillos. “El mobiliario es similar a  un rompecabezas y fácil de transportar”.

Otra de las propuestas fue una bicicleta sostenible compuesta por botellas de plástico reciclado. La elaboraron Miguel Icaza y Kristel Paladines, de la carrera de Turismo. Dicha institución superior logró la clasificación de 10 ideas a la final.

Diego Jiménez, director de la carrera de Gastronomía del Instituto Tecnológico Sudamericano, mostró un glosario con términos y procedimientos de la cocina ancestral. “Buscamos el rescate de las técnicas para la elaboración de platos y la revalorización de esta cultura”.

En cambio, los estudiantes de la Universidad Técnica de Babahoyo (UTB) diseñaron y construyeron un vehículo de energía renovable, para movilizar a personas con discapacidad y embarazadas.

Nelly Esparza, tutora del proyecto, explicó que para el desarrollo del prototipo necesitaron de sensores, 2 paneles solares, motores, cables, barras de metal y 4 ruedas. El invento solo les costó $ 2.000.

Para Carmenate la calidad de los proyectos ha mejorado, debido a que se han presentado resultados de  estudios y no solo la proyección como ocurría en las primeras ediciones. “Es impresionante cómo los estudiantes que hoy participan hablan de los métodos de investigación”.

 Los alumnos de las universidades que alcancen el primer lugar obtendrán una beca en una institución del extranjero; los que ocupen el segundo puesto, una estancia en un centro; y los del tercero, un certificado del Senescyt.

Mientras que los institutos tendrán una estancia en eventos internacionales o pasantías en donde apliquen. (I)

Datos

El objetivo del evento, impulsado por la Senescyt, es incentivar la creatividad científica-tecnológica de los estudiantes.

La actividad se realiza desde 2013 y está dirigida a estudiantes de universidades y escuelas politécnicas, públicas y privadas, legalmente constituidas.

Desde la primera edición han participado 1.195 proyectos de 42 centros de educación superior. Se han entregado 48 premios.

Galardones tuvo una etapa de preselección. Participaron 456 alumnos de 40 centros, escuelas politécnicas y 9 institutos. (I)