18 universidades piden revisión de presupuestos

| 07 de Septiembre de 2017 - 00:00

Los directivos de la red de centros mantendrán reunión con titular de la Senescyt para analizar recursos asignados.

Los representantes de 18 universidades públicas del país, que integran la  Red de Universidades para la Investigación y Posgrado (RUIP), debatieron la disminución del presupuesto a los centros y exigieron su aumento en un encuentro.

En la jornada, que se efectuó en la Universidad Estatal de Milagro (Unemi), pidieron al presidente de la República, Lenín Moreno, que los atienda.

En la proforma presupuestaria de  2017 -indican- las asignaciones ascienden a $ 1.126 millones (en 2016 fueron $ 1.421 millones).

Según la citada red, hoy mantendrán, desde las 10:00, una reunión con Augusto Barrera, titular de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt).  Posteriormente, se pronunciarán sobre lo acordado.

Barrera publicó en Twitter que hoy mantendrán un taller con los directivos de las universidades para que no haya afectación. “A diferencia del resto de sectores, el financiamiento está definido por la ley (Fondo Permanente de Desarrollo Universitario y Politécnico).

 Según Augusto Espinosa, presidente de  la Comisión de Educación de la Asamblea Nacional, hay una diferencia de $ 140 millones entre el  presupuesto con el que comenzaron, en enero, las universidades y lo que el Ministerio de Finanzas asignó en 2017.

Él explicó que la ley, promulgada en la década del 90, creó el fondo, que se nutre  de un porcentaje  del Impuesto a la Renta, agregado y renta petrolera. “En 2016  tuvimos un bache recesivo. Hubo una contracción de la recaudación,  que expresado en la proforma de 2017 significó que el presupuesto asignado era menor”.

Impacto en los centros

El vicerrector académico de la Universidad de Guayaquil, Fernando Sandoya (foto),  quien participó en el debate en Milagro, aseguró que recibirá $ 6 millones menos.

Él aseguró que la reducción afecta en los procesos de categorización de los profesores, que  significan mejoras salariales justas. “Teníamos planes de renovar los laboratorios de pregrado e incorporar profesores con Ph.D para elevar el nivel de investigación el próximo año”.

En la institución un docente con este nivel gana $ 3.100. Hay 100.

De su lado, Javier Paguay, vocero de la Unemi, anunció que les restarán $ 1’800.000.

“Esto perjudica el financiamiento de docentes y las iniciativas de investigación y procesos de contratación a profesores”.

El estudiante Bryan Tomalá, de la Unemi, expresó que la medida  impedirá tener profesores con títulos de cuarto nivel y “que las plataformas de bibliotecas virtuales no funcionen”.

Para Espinosa si se mantiene el presupuesto de la proforma enviada las instituciones tendrían muchas dificultades al operar en la última parte de este año y más para ampliar la oferta de cupos. (I)