Lunes, 19 Septiembre 2016 00:00 Sociedad

EL FINANCIAMIENTO EN ECOLOGÍA Y EN MEDIO AMBIENTE SE REDUJO 32%

1 de cada 10 especies silvestres en Gran Bretaña está en peligro de extinción

La alondra, el erizo y el tritón crestado se encuentran entre las especies afectadas por los cambios ambientales en Gran Bretaña.
La alondra, el erizo y el tritón crestado se encuentran entre las especies afectadas por los cambios ambientales en Gran Bretaña. Imágenes de David Iliff, Soil Net Project y Stuart Spray Wildlife Consultancy.

La investigación ‘El estado de la naturaleza’ señala que los cambios se deben a la deforestación e industrialización.

Leonardo Boix, corresponsal en Londres

Una de cada 10 especies de fauna y flora silvestre en Reino Unido está en peligro de extinción y el número de animales que enfrentan más riesgos de desaparecer se desplomó en dos tercios desde la década del 70.   

La abundancia de vida silvestre -de acuerdo con el informe ‘El estado de la naturaleza’- se redujo en el país. Uno de cada 6 mamíferos, aves, peces y plantas se perdió. “Junto a la deforestación e industrialización históricas, estas tendencias que estamos viendo han convertido a Gran Bretaña en uno de los países del mundo con la naturaleza más agotada”.

En gran parte del país -reza- se sobrepasó la barrera por la cual los ecosistemas ya no pueden cumplir con las necesidades de la sociedad.

El reporte, compilado por más de 50 organizaciones de conservación y ambientalistas, evidencia el impacto destructivo que tienen la agricultura intensiva, la urbanización y el cambio climático en los hábitats naturales, desde tierras de cultivo y colinas, hasta páramos, arroyos, ríos y playas.

El documento reveló también que la disminución de la vida silvestre en las últimas cuatro décadas “no debe ser considerada consecuencia de daños ocurridos en el pasado, sino que continuó en años recientes”.

Mark Eaton, portavoz de la Sociedad Real de Protección de Aves (RSPB) y autor principal del reporte, detalló que no fueron solo las acciones de los años 70 y 80, pues el deterioro está ocurriendo ahora. “Nos estamos volviendo cada vez más eficientes en nuestra agricultura. De alguna forma, eso es algo para celebrar, pero de todos modos están afectando a la naturaleza”.

El informe ambientalista indicó que 56% de las especies silvestres del país decayeron en número entre 1970 y 2013; y en el 53%, entre 2002 y 2013.

Los insectos y otros invertebrados, que constituyen el 97% de todas las especies animales del Reino Unido, enfrentan “serios problemas”, ya que registraron una disminución del 59% desde 1970. Dichos insectos son clave para polinizar flores y para mantener el balance adecuado que necesita la tierra.

Entre aquellas especies cuyos números declinaron más están los tritones crestados, los erizos y las plantas Glebionis segetum (consecuencia de prácticas intensivas de cultivos).

El drenaje de pantanos dañó  un gran número de saltamontes Chorthippus albomarginatus, en tanto que la degradación de los páramos y brezales causó una reducción importante de lagartijas ágiles (Lacerta agilis).

La urbanización perjudicó a los topos acuáticos, y la pesca con redes de arrastre dañó las poblaciones de almeja de Islandia (Arctica islandica), un molusco bivalvo de la familia Veneridae que puede vivir por 500 años.

El cambio climático provocó la reducción de mariposas de montaña (Erebia epiphron), mientras que varias especies de peces están migrando a otras costas del país a medida que aumentan las temperaturas de las aguas.

El sapo, la alondra y escarabajos como la Amara fusca, están en peligro de desaparecer. Decrecieron en el 67% desde 1970; y, en el 12% entre 2002 y 2013.

Recuperación

Sin embargo, el murciélago de Cabrera (Pipistrellus pygmaeus) mejoró en números debido a nuevas medidas de protección implementadas por el Gobierno, mientras que la creación de cañaverales permitió que los avetoros incrementaran entre 1997 y 2015.

Los expertos en conservación reintrodujeron en el país especies desaparecidas como la mariposa azul, el lirón enano y el abejorro Bombus subterraneus. El reporte incluyó un índice de biodiversidad intacta, que analizó la pérdida en los últimos siglos.

Ese apartado destacó que el Reino Unido disminuyó más a largo plazo que el promedio global, y se encuentra actualmente en el puesto 29 de un total de 218 países. “Es sorprendente donde estamos en la lista comparados con el resto del mundo, incluso si nos comparamos con otros países de Europa occidental como Francia y Alemania, que están mejor que nosotros”, afirmó Eaton.

El portavoz del RSBP dijo que, aunque hay buenos ejemplos de recuperación de hábitat naturales y especies, son “pocos proyectos para cambiar las tendencias actuales”.

Además, confirmó que el financiamiento público para el área de ecología y medio ambiente se redujo en el 32% de 2008 a 2015,  a pesar de que la naturaleza provee beneficios de salud y económicos valuados en al menos 30.000 millones de libras esterlinas al año ($ 39.650 millones).

Para el naturalista y veterano presentador de la BBC, David Attenborough, quien escribió el prólogo del reporte, la vida silvestre en Gran Bretaña “está en serios problemas y más que nunca necesita de nuestra ayuda”.

“Seguimos perdiendo una preciosa vida silvestre que enriquece nuestras vidas y que es esencial para la salud y bienestar de todos aquellos que vivimos en el Reino Unido”, agregó el experto.

Tras la publicación del informe, una portavoz del Ministerio de Medio Ambiente, Asuntos Rurales y Alimenticios, indicó que la naturaleza en Gran Bretaña “está más limpia y saludable que en cualquier otro período desde la revolución industrial”.

“La extensión de los bosques en Inglaterra es la mayor desde el siglo XIV, mejoramos la calidad del agua en 9.000 millas de ríos desde 2010 y en los últimos cinco años se plantaron cerca de 19.000 millas de setos”, señaló la vocera oficial.

De todos modos, un análisis del Gobierno británico publicado en agosto último, había concluido que gran parte de la vida silvestre en Inglaterra sigue en “serio declive”, ya que el 75% de las 200 especies en peligro “continúan cayendo en número”.

“Proteger nuestro preciado medioambiente y apoyar a nuestros granjeros, que son cruciales para nuestra economía, formará parte importante de nuestras negociaciones para la salida de la Unión Europea”, destacó la portavoz en referencia al llamado Brexit. (I)  

ENLACE CORTO

Banner

¿Cómo se elige al presidente de EE.UU.?

Google Adsense