Sábado, 02 Septiembre 2017 00:00 Punto de vista

Punto de vista

Una posición en la tabla que desilusiona

Una posición en la tabla que desilusiona
Elías Vinueza Rojas

Estar solo por encima de Bolivia y Venezuela es tan preocupante como estar con un pie fuera del Mundial. Ecuador, otrora selección que desde las eliminatorias para Corea y Japón 2002 nos acostumbró a estar entre los primeros, es antepenúltima después de haberse convertido en la sensación del torneo en las cuatro primeras fechas.

Tras su derrota en Porto Alegre, la Tricolor fue superada por equipos que parecían fuera de la pelea el año pasado, las selecciones de Perú y Paraguay.

Justamente ante ambos combinados los dirigidos por Quinteros dejaron escapar puntos que hoy los tendrían en mejor situación. La ‘Albirroja’ se le llevó cuatro puntos de seis en disputa y los peruanos tres de tres, por lo que la revancha el martes próximo en el estadio Olímpico Atahualpa será decisiva.

Perú, selección a la cual la Tri se acostumbró a ganarle en los últimos 20 años, podría ser el verdugo final de un equipo que no pierde las esperanzas de llegar al Mundial al menos a través del repechaje, sin embargo el funcionamiento y los últimos resultados aminoran las ilusiones de los hinchas ecuatorianos que tras el arranque exitoso del combinado preparaban las maletas para viajar a Rusia, al cuarto mundial de su historia, tras Japón- Corea 2002, Alemania 2006 y Brasil 2014.

En los cinco últimos partidos, Ecuador solo ganó un juego, el 15 de noviembre de 2016 ante Venezuela, y perdió los cuatro restantes frente a Uruguay, Paraguay, Colombia y Brasil, todos rivales directos en su búsqueda de clasificación.

La noche del jueves en el Arena do Gremio de Porto Alegre, la Tricolor apostó al empate con un sistema conservador. Aunque sin fuerza ofensiva y dominado por Brasil, el equipo nacional jugó al filo del abismo porque la Auriverde atacó siempre y generó ocasiones consecutivas de gol pese a la buena predisposición defensiva de todo el equipo.

El gol llegó por un error de los zagueros al minuto 69, pero era probable que llegue más tarde por otra vía u otro jugador, tomando en cuenta que Máximo Banguera terminó siendo el integrante más destacado de la escuadra visitante por detener remates directos de los brasileños William, Paulinho, Neymar, Gabriel Jesús y Coutinho.

En el cálculo de Ecuador la derrota ante Brasil estaba prevista con antelación, pero por la ubicación en la tabla conseguir el empate era una meta obligatoria sí o sí. Con 20 puntos en la tabla, a la Tri le queda vencer a Perú para mantener opciones de pelear hasta el final. Ganar en el Olímpico Atahualpa no será un paso rumbo a Rusia, sino tal vez una extensión del sufrimiento o un alargue de la ilusión. Los últimos antecedentes y el potencial de los siguientes rivales que se vienen no invitan a soñar. (O)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense