Martes, 04 Octubre 2016 00:00 Punto de vista

Punto de vista

Personas adultas mayores, derechos humanos y sociedad (I parte)

Patricio Benalcázar Alarcón

Las Naciones Unidas, mediante resolución de la Asamblea General A/RES/45/106 de 1990, declaró el 1 de octubre como el Día Internacional de las Personas de Edad, como un llamado a enfrentar la discriminación y combatir al edadismo, es decir la marginación y desprecio por las personas de edad, promoviendo su inclusión, participación y protección en la vida social, comunitaria e institucional.

Cabe destacar que la comunidad internacional desde 1982 manifestó su preocupación por la situación de las personas adultas mayores, pues en ese año se aprobó el Plan de Acción Internacional de Viena sobre el Envejecimiento. Luego se aprobaron los Principios de Naciones Unidas en Favor de las Personas de Edad de 1991, los Objetivos Mundiales sobre el Envejecimiento de 1992 y la Declaración Política y el Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento de 2002.

Es preciso recordar que en diversas culturas las personas mayores constituyen el pilar social; en India por ejemplo, el beneplácito de los ancianos simboliza la aprobación sabia y experimentada de los actos familiares o comunitarios; en Mesoamérica eran quienes conocían la verdad y la trasmitían como una suerte de unión del pasado con el futuro; en el mundo hebreo cumplían la función de conducción de su pueblo; en China, Confucio llegó a afirmar, “si uno no demuestra respeto hacia los ancianos, ¿en qué se diferencia de los animales?”.

Sin embargo, las sociedades modernas, con fuerte influencia occidental y sus nociones de progreso, desarrollo científico y tecnológico, así como los avances en la información y comunicación, acarrean consecuencias en la vida de las personas de edad, pues se menoscaba su productividad, experiencia laboral, capacidad de aporte en la vida social, comunitaria y familiar, promoviendo un envejecimiento depresivo, pasivo, aislado y dependiente.

En Ecuador, según el Ministerio de Inclusión Económica y Social (2012), existen 940.949 personas mayores de 65 años, es decir son el 6,5% de la población; de estas, 52,6 % son mujeres y 47,4 % son varones. Su situación económica es precaria, encontrándose el 57,4% en condiciones de pobreza y extrema pobreza. El Estado ha hecho esfuerzos importantes para mejorar la atención en salud, seguridad social, atención en discapacidades, quedando retos pendientes aún en estas materias y en otros temas como vivienda, servicios básicos, atención y cuidado, participación, protección contra la violencia y discriminación; reformas legales adecuadas con la Constitución de 2008 y estándares de derechos humanos, tema que abordaremos en próximos análisis.

El día internacional de las personas de edad nos abre una ventana de oportunidades para reconstruir relaciones positivas e inclusivas con ellos y ellas, desde la familia, la comunidad, la sociedad y el Estado: no es más que retomar el primer y último gesto humano, el abrazo. (O)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense