Punto de vista

La FEF perdona, pero no olvida... el audio del DT a Vinicio

- 14 de Septiembre de 2017 - 00:00

“Recordar que esta directiva prefirió restar importancia a la conversación hecha pública del DT Quinteros realizada hace meses, cuando opinó despectivamente que ‘esta gente no merece ir al Mundial’. Antepusimos el interés superior de la continuidad en un proceso que todavía tenía entonces posibilidades claras en lugar de exigir rectificaciones y disculpas que nunca se dieron”. Ese es el tercero -el más extenso por cierto- de 5 puntos del comunicado que presentó la Ecuafútbol el martes para cesar de sus funciones, sin decirlo, al entrenador que dirigió a la Tricolor hasta el partido frente a Perú. La decisión no fue bien vista, incluso por gente inconforme con el desempeño de Quinteros. ¿Por qué no se le pidió la renuncia o lo cesaron de sus funciones cuando se hizo conocido el audio? Si un trabajador señala que su empresa no merece el éxito por la calidad de jefes que tiene, lo más idóneo es no contar más con él. Si aquella vez los directivos restaron importancia a las expresiones del DT enviadas vía WhatsApp a un tal Vinicio, ¿por qué se remueve la tierra y se vuelve a hablar del asunto?

El punto 3 sobra en el texto. Tiene más tintes de resentimiento que de causa para desplazar al estratega. “¡El fútbol por encima de la diferencias personales! Esa actitud no fue valorada, ni entendida ni respetada”, es la parte final del inciso que queda en el aire. ¿No fue valorada porque perdió los 3 partidos que prometió ganar? ¿Por qué no fue valorada ni entendida? ¿Será porque el DT no renunció en estos últimos días? Justamente Quinteros reiteró sus deseos de seguir al frente, pese a los malos resultados y la relación distante con los principales de la institución.

En el punto 4 se agrega: “Apelar a todas las lecciones dejadas por estas eliminatorias para aplicarlas desde ahora en este proceso de renovación, sin personas y contratos que estuvimos obligados a respetar”.

El análisis facilista y básico de ciertos sectores se basa solo en el cuestionamiento al entrenador, que obviamente es el máximo responsable del rendimiento del equipo, pero no es el único. Al igual que Quinteros, Reinaldo Rueda insistió en que el calendario que se maneja en el fútbol ecuatoriano colabora mínimamente al trabajo de la selección. Será de mucho aporte que, a corto plazo, la dirigencia dé a conocer las lecciones que dejan estas eliminatorias para elaborar un plan que no solo pase por cambiar de DT en 2 ocasiones: para los 2 cotejos venideros y otro de cara a las futuras competencias. Asimismo, deberán explicar por qué se ratificó al resto del cuerpo técnico, si en el mismo punto dice: “(...) sin personas y contratos que estuvimos obligados a respetar”. A fin de cuentas, llegaron al país con Quinteros y pregonan sus mismas ideas. (O)