Punto de vista

Conmoción en los primeros días de Trump

| 06 de Febrero de 2017 - 00:00

Quienes esperaban que Donald Trump moderara su estilo al asumir la Presidencia, vieron desmoronarse sus ilusiones cuando el nuevo presidente de EE.UU. comenzó a cumplir sus promesas.

Todos deben prepararse para grandes conmociones. Si bien otros países pueden responder con la misma moneda, la mayoría de las naciones en desarrollo no podrán hacerlo.

Trump ya firmó la orden ejecutiva para la construcción del muro en la frontera con México, amenazó con aumentar los aranceles a los productos mexicanos y desaconsejó a las empresas estadounidenses mudarse al país vecino. Si México, uno de sus mayores aliados, es tratado de esta manera, ¿qué pueden esperar los demás países?

Preocupa la noticia de que el país norteamericano está revisando su enfoque de la cooperación internacional. Por supuesto que la Organización de las Naciones Unidas debe mejorar, pero ha sido un foro crucial para debatir los asuntos mundiales y sus organismos han apoyado la formulación de políticas de salud, alimentación, medio ambiente y derechos del niño, con efectos positivos.

Otro problema son las medidas tomadas  para revertir las actuales políticas ambientales de EE.UU. El sitio web de la Casa Blanca retiró las referencias al cambio climático y la prensa informó sobre los planes para que la Agencia de Protección Ambiental quite de su página web el tema y se prohíba al personal hablar con los medios o publicar estudios.

Además se están resucitando dos grandes proyectos cancelados durante el gobierno de Barack Obama por motivos ambientales y sociales: los oleoductos Keystone XL y Dakota.

Otro motivo de preocupación es el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP). Tras la decisión de Trump, Australia intentó mantener el acuerdo con los otros Estados firmantes, sin embargo, Japón y Canadá consideran que el TPP no tiene sentido alguno sin el concurso de EE.UU. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: