Miércoles, 23 Noviembre 2016 00:00 Punto de vista

Punto de vista

Código Ingenios y las herencias culturales

María Fernanda Yanchapaxi, socióloga, magíster en Educación y especialista en género

En los últimos meses se reportaron públicamente varios casos de apropiación de símbolos culturales en el campo de la moda. Marcas y diseñadores como KTZ, Isabel Marant, Jeremy Scott, Adidas, Rapsodia, entre otros, presentaron diseños ‘inspirados’ en símbolos culturales indígenas y han sido altamente criticados por sus desaciertos. Sus equivocaciones no están relacionadas a la estética de sus creaciones ni a la búsqueda por inspiración fuera de sus propias culturas, sino a la utilización de estas simbologías sin el reconocimiento ni la autorización de las comunidades o grupos indígenas a los cuales pertenecen.

Los signos y símbolos culturales a los que estas empresas accedieron ilegítimamente forman parte del acervo cultural de sus comunidades legítimas poseedoras. Estas representaciones contienen la historia, cosmovisiones, formas de vida y de organización de sus miembros y fueron transmitidas de generación en generación a lo largo del tiempo. Pese a las buenas intenciones que dichos diseñadores hayan tenido, el uso indebido de este patrimonio es abusivo y abrió la discusión sobre la falta de límites al capitalismo y sus industrias con respecto al uso y usufructo de las herencias culturales.

Países como India, Perú, Costa Rica y Brasil dieron importantes pasos en la construcción de normativas legales y constitucionales que protegen los conocimientos tradicionales de la apropiación indebida. En el último año   seguí de cerca la elaboración de un proyecto de ley que da un paso más allá de las normativas propuestas internacionalmente. El Código Ingenios fomenta la revitalización, protección y fortalecimiento de los conocimientos tradicionales y saberes ancestrales de Ecuador, a la vez que impulsa su inserción en el Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Miembros y líderes de comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas, el pueblo montuvio y afrodescendiente muestran históricamente su preocupación por el usufructo de sus saberes por parte de personas ajenas a sus comunidades. Si bien es importante el acceso a los conocimientos tradicionales, se debe consultar a sus legítimos poseedores, quienes además deben recibir los beneficios que se obtengan del uso de sus conocimientos.

El Código Ingenios constituye un hito para la defensa de los derechos colectivos y el respeto a los saberes, prácticas, signos y símbolos de nuestros pueblos. Ahora el reto es que esta normativa, aprobada por la Asamblea Nacional el pasado 11 de octubre, se ejecute en cada uno de los ámbitos correspondientes, incluso en la moda, en donde los diseñadores deberán brindar el reconocimiento, por lo menos moral, al grupo o comunidad de origen de sus diseños; honrando la historia y vida de estos pueblos y retribuyendo los beneficios que obtienen de este arte ancestral. (O)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Martes, 22 Noviembre 2016 21:42

Google Adsense

Google Adsense