Viernes, 04 Noviembre 2016 00:00 Punto de vista

Punto de vista

Almacenamiento energético: soporte a la generación renovable no convencional

Diego Jijón, físico y Analista Técnico del Instituto Nacional de Eficiencia Energética y Energías Renovables.

La generación eléctrica por fuentes renovables no convencionales como la que proviene del viento, sol, mareas, entre otras, es intermitente debido a la naturaleza de cada variable.  Por ejemplo, el recurso eólico de un día varía de manera drástica en horas e incluso minutos, lo mismo sucede con el recurso solar que es cero en las noches y su producción eléctrica depende incluso de las nubes que ocasionan sombras sobre los paneles usados para asimilar la energía. La intermitencia de la generación renovable no convencional es un reto a ser resuelto para la sustentabilidad energética.

Las curvas de demanda eléctrica en una población dependen del consumo de cada usuario que conforma el sistema, es sencillo deducir que en la madrugada es bajo y entre las 06:00 y 23:00 se produce un mayor consumo. Esto es un problema si se requiere que una población dependa únicamente de fuentes renovables no convencionales, en donde ajustar la producción eléctrica a la demanda no es posible. Desde este punto de vista, existen instituciones y empresas que buscan volver más sustentables las redes eléctricas, con el fin de introducir cada vez más este tipo de energía.

El almacenamiento energético es la clave para resolver la problemática expuesta, consiste en transformar la energía eléctrica, térmica o mecánica en otros tipos de energías a ser implementadas para cubrir una necesidad. Actualmente, las baterías son empleadas para ajustar a la curva de demanda eléctrica la producción de aerogeneradores y paneles fotovoltaicos, de esta manera una vivienda podría estar abastecida al 100%. Las baterías también son usadas en generadoras con capacidades eléctricas mayores que ayudan a solventar las necesidades eléctricas de poblados. Este es el caso de Galápagos. En el marco del programa Cero Combustibles Fósiles, el Ministerio de Electricidad y Energía Renovable instaló un banco de baterías para almacenar la energía eléctrica que proviene de los aerogeneradores ubicados en Baltra.

Los sistemas de almacenamiento eléctrico por su forma energética son: mecánico, electroquímico, químico, eléctrico y térmico. Cada sistema tiene diferentes tecnologías de aprovechamiento, los más comunes son las baterías (electroquímica), almacenamiento de calor en sales (térmico), energía potencial en los embalses de centrales hidroeléctricas (mecánico). El hidrógeno, que es un combustible renovable que no genera gases peligrosos ni contaminantes con el ambiente, es considerado un sistema de almacenamiento energético, ya que puede obtenerse del excedente de producción eléctrica a través de electrólisis y posteriormente usarse en una central térmica.

Estas soluciones, ante la variabilidad en la generación renovable no convencional, pueden fortalecer las redes eléctricas de una población, entregar estabilidad en la generación eléctrica, autosustentabilidad energética en islas y áreas remotas, entre otras aplicaciones. Con esto, las energías renovables no convencionales, en un futuro no muy lejano, ganarán espacio en la generación eléctrica, eliminando cada vez más el consumo de combustibles fósiles usados para cubrir nuestras necesidades energéticas, los mismos que han causado grandes impactos ambientales, tanto para su extracción como su combustión. (O)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Google Adsense

Google Adsense