Wolverine pierde a uno de sus 'padres'

| 11 de Septiembre de 2017 - 16:01

La industria del entretenimiento está de luto. Ayer fue anunciada la muerte de Len Wein (Nueva York), reconocido escritor, editor y guionista que trajo a la vida algunos de los personajes e historias más aclamados del universo DC y Marvel. Las causas del deceso aún no han sido reveladas.

La muerte de Wein originó cientos de comentarios de personalidades de la industria, quienes a través de Twitter han expresado su pesar, mostrando sus condolencias a sus familiares y seres queridos.

Entre las figuras más sobresalientes destacan la de Brian Michael Bendis (creador de Jessica Jones y Ultimate Spider-Man), Kurt Busiek (Marvels, Por Siempre Vengadores) o Neil Gaiman (The Sandman, American Gods), entre otros.

Len Wein, co-creator of WOLVERINE and SWAMP THING & more responsible for the x-men you love than he gets credit for. Thank you. #RIP

— BRIAN MICHAEL BENDIS (@BRIANMBENDIS) September 10, 2017

Para DC destaca su labor como mente detrás de La Cosa del Pantano, la creación del ingeniero Lucius Fox para la mitología de Batman y su papel como editor del clásico Watchmen de Alan Moore y Steve Gibbons.

Su aportación para Marvel, igualmente, tuvo un enorme impacto, ya que revivió en 1975 a la Patrulla-X (los X-Men), serie por entonces en suspenso y añadió a su equipo cocreados por el mismo, y que acabarían siendo dos de los más populares de la franquicia mutante, Rondador Nocturno y Wolverine.

Paralelamente, en los años noventa, Wein realizó una labor como editor de cómics para Disney, pero también de diversas series de animación basadas en sus trabajos. La más famosa es la adaptación a serie animada de X-Men.

Durante la década de los 2000, incluso se atrevió a coquetear con la industria de los videojuegos, siendo el guionista del videojuego precuela de Watchmen, Watchmen: El fin está cerca, al tiempo que guionizaba historias para los cómics de Los Simpson y Futurama, o escribía episodios de Ben 10.

En la actualidad es posible encontrar algunos de sus trabajos editados en español, tales como La Cosa del Pantano - Génesis Oscura, Batman/Edgar Allan Poe: Nunca más, varias series de la antología Antes de Watchmen, y trabajos de Marvel muy recomendables como la etapa comprendida en el tomo El Increíble Hulk: Un monstruo entre nosotros, el renacer mutante narrado en Patrulla-X: Segunda Génesis o la historia de Los Defensores: ¿Quién heredará la Tierra?

También revitalizó a Wonder Woman, con la ayuda del dibujante George Pérez, en lo que fue el inicio de una de las mejores etapas de la historia de la Amazona.

A pesar de crear todos esos éxitos, Wein aseguraba que no había recibido dinero por las adaptaciones cinematográficas de sus personajes. Aunque aparece brevemente durante un cameo en la película X-Men: Días del Futuro Pasado, junto a Chris Claremont, como congresistas estadounidenses.

Esta aparición frente a la pantalla fue por iniciativa propia, puesto que en más de una ocasión dijo que ya estaba cansado de la rutina de ser guionista, aunque en ese lapso escribió la historia de Batman en Detective Comics. Pero Stan Lee no se tomó bien su paso a la competencia, y decidió que no podía estar en ambos sitios a la vez.

DC no tardó en darle un puesto como editor en algunos de los títulos más reconocibles de una nueva era. En esa casa supervisó el lanzamiento de Crisis en Tierras infinitas, que revolucionó el universo para siempre, aunque su nombre siempre estará ligado a Watchmen, de Alan Moore y Dave Gibbons, si bien sus desavenencias con el guionista por su final fueron públicas desde el momento de su difusión. Tanto fue así que cuando en 2012 la editorial lanzó los polémicos cómics de Before Watchmen, que ahondaban en los personajes de la legendaria serie, Wein era cabeza de cartel: “Moore ha tenido estos
personajes durante un cuarto de siglo y decidió no hacer nada con ellos. Ya era hora  de que lo haga”, dijo.

Pero Wein para entonces ya tenía el título de leyenda, un autor al que la industria le debía algo que nunca le entregaría. No solo los mutantes o la Cosa del pantano (al que escribió hasta 2016 y que adaptó Wes Craven al celuloide), Wein también ha visto traslados al audiovisual personajes como Lucius Fox, con el rostro de Morgan Freeman en la trilogía del Batman de Christopher Nolan; Amanda Waller, a la que ahora interpreta Viola Davis en el universo DC; Cottonmouth, al que encarnó Mahershala Ali en Luke Cage, o Blanco Humano, que contó con su propia serie de televisión.

Aunque, en realidad, todo lo que recibía por ello era el honor de verlos en pantalla: “Nunca me pagaron por ello, ni siquiera tengo crédito en alguna de las películas de Wolverine. Hugh Jackman (quien también lamentó en Twitter la partida de Wein) es un hombre encantador y en el estreno de X-Men orígenes, Wolverine dijo al público que me debía toda su carrera y me abrazó. Fue muy gratificante, pero hubiera preferido un cheque”.

En una de sus últimas entrevistas para el portal especializado en entretenimiento, Collider dijo ser el hombre con “más suerte en el mundo” porque se ha pasado haciendo todo lo que le gustan y son muy pocas las personas que pueden decir eso. “Espero que después de muerto no me hagan reconocimientos, ya sería tarde”, agregó. (I)