El mensaje de paz de U2 en Colombia

- 08 de Octubre de 2017 - 10:38
Foto: Cortesía

Una enorme bandera de Colombia con una airosa paloma blanca, representando a la paz, fue el 'cierre de oro' del concierto que ofreció la noche del sábado la banda irlandesa U2 en Bogotá.

'Peace is not a dream, peace is an action' (La paz no es un sueño, la paz es una acción), dijo Bono al filo de la última madrugada ante miles de asistentes al estadio El Campín de la capital colombiana.

Los fanáticos de ese país no fueron indiferentes ante la visita de la banda. Antes del ingreso al Estadio, el club de fans oficial de U2 repartió bolsas de papel para los asistentes en la zona de cancha. De esta forma, dependiendo de las canciones sacaron globos amarillos, azules y rojos; pero también airearon pañuelos blancos, con los que se sumaron a este llamado. 

"La paz se construye paso a paso, no borrará la violencia del pasado, pero evitará actos violentos en el futuro", subrayó el líder de la banda en otro de sus mensajes a favor de la reconciliación en Colombia, recreados este domingo con amplitud en las redes sociales.

Bono, The Edge, Adam Clayton y Larry Mullen Jr. llegaron hasta tierras colombianas para demostrar por qué son la banda más estable y destacada en los últimos 40 años.

Un despliegue impecable de luces, color y sonido dejó satisfechos a los más de 40 mil espectadores que se dieron cita en el Estadio Campín, al noroccidente de Bogotá.

El espectáculo contó con un fuerte resguardo policial (3.000 agentes) para garantizar la seguridad de los fanáticos que se agolparon a los ingresos desde las 06:00 del sábado pasado, con tal de ver de cerca a la banda que ganó nueve Grammys y tres Globos de Oro.

La seguridad fue implacable. Desde la prohibición del ingreso de botellas, hasta un estricto paso de cámaras fotográficas e inspección de boletos a través de escáneres; fuera de que las personas no podían ubicarse en otros asientos que no hayan sido los de la numeración del tiquete. 

Y no fue para menos la expectativa, ya que después de casi 20 años de negociaciones, el cuarteto europeo llegó al país por primera vez para presentar su repertorio dentro de la gira mundial The Joshua Tree.

El espectáculo desplegó un escenario diseñado por Stufish Entertainment Architects y construido por Tait Towers, bajo la dirección creativa de Willie Williams, quien es también el diseñador de la iluminación de la gira.

En la enorme pantalla  (de 61 metros de largo x14 metros de ancho), provista por PRG, se observaron contenidos especiales de Anton Corbijn y del artista JR, con contenido adicional de Empirical. Durante cada cación se observaron diferentes artes, alusivos a los temas que presentó la agrupación. 

Esta gira es un show de conmemoración del considerado uno de los mejores discos de la historia, TheJoshuaTree, con más de 25 millones de copias vendidas.

Algo particular durante el repertorio de The Joshua Tree fueron que las canciones se interpretaron en el orden que aparecen los temas del álbum: la banda comenzó con 'Sunday Bloody Sunday', la cual arrancó gritos de emoción cuando vieron Mullen Jr. en un sencillo caminar por el escenario, con dirección a la batería.

Sin la necesidad de marcar el ritmo, Mullen Jr. tocó los primeros acordes de la batería, seguido de las notas de la guitarra de The Edge, para después ver el ingreso de Bono, quien -a pesar de los años- no pierde su legandaria voz. 

El despliegue de las canciones continuó de la mano con los clásicos 'New Year's Day', 'In The Name of Love', 'Where The Streets Have no Name', 'I Still Haven´t Found What I'm Lokking For', seguido de 'With Or Without You'; 'Vertigo', 'Elevation', entre otras melodías.

En cada una de las canciones se observaron imágenes en la pantalla personalidada de alta resolución. Antes de que iniciara el espectáculo, los asistentes pudieron ver que cuando estuvo apagada, se vió el logo de la gira en un tono plateado.  El árbol emblemático del álbum se extiende hacia el cielo por encima de la pantalla.

Bono, quien no dejó de lado su habitual entrega al público, desfiló por la tarima de tres flancos y así saludó a los asistentes con un desencajado, pero cariñoso intento por hablar en español. El público respondió emocionado cuando dijo: "¡Hola parce!", seguido de saludos a los artistas, futbolistas y otros personajes emblemáticos de ese país, especialmente del escritor Gabriel García Márquez.

Los detalles para evocar a personajes de América Latina, tampoco faltaron en el gigantesco panel que proyectó imágenes de mujeres sobresalientes en la historia, como fue el ejemplo de Frida Khalo, Tránsito Amaguaña, Eva Perón, Mishell Obama, Oprah Winfrey, Gloria Estefan, Celia Cruz, entre otras.

"Las mujeres deben insistir, resistir y persistir", expresó el líder de la banda antes de entonar One, uno de los temas emblemáticos de la agrupación que forma parte de todos los conciertos de la agrupación. 

Otra de las canciones que llenó la expectativa fue You’re The Best Thing About Me, que en apenas 48 horas de su estreno en septiembre pasado, superó las 500 mil reproducciones en YouTube.

Los empresarios indicaron que traer a U2 tiene un costo similar a los que se manejaron para The Rolling Stones.

Luego de este concierto le siguen presentaciones en Argentina, Chile y Brasil. El espectáculo atrajo la visita de ciudadanos de El Salvador, Ecuador, Venezuela y de Perú.

Sergio Estrada (42 años) llegó dos días antes del concierto desde Lima. El hombre reconoció que en 2016 se corrió el rumor de que la banda llegaría a su país, pero se puso muy triste cuando le confirmaron que su país finalmente no formaría parte de la gira. "Ya no quise esperar así que me vine para acá", dijo el admirador a quien le gusta esa música desde los 16 años. (E)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: