Viernes, 23 Septiembre 2016 00:00 Tele Mix

Tierra de Serpientes relata la historia de una brigada policial

El actor mantense Carlos Valencia interpreta a Daniel ‘Gurú’ Fonseca, un delincuente de alta peligrosidad que logra escapar de la cárcel de máxima seguridad.
El actor mantense Carlos Valencia interpreta a Daniel ‘Gurú’ Fonseca, un delincuente de alta peligrosidad que logra escapar de la cárcel de máxima seguridad. Foto: cortesía

La serie ecuatoriana tiene 8 capítulos, grabados en formato HD. Cada episodio costó $ 100.000 y se basa en casos reales resueltos por la Policía Nacional.

Redacción Telemix

Daniel ‘Gurú’ Fonseca escapó de una cárcel de máxima seguridad. Por eso la fiscal Pincay, de la Policía Nacional, propone la creación de una brigada especial para capturarlo y resolver otros crímenes que lo vinculan.

Para eso necesita la ayuda del capitán Milton Mendoza, un pandillero rehabilitado; la teniente Vega,  experta en criminalística y ciencias forenses; el teniente Plaza, perteneciente a una familia de clase alta; y el mayor León, un agente retirado que es la persona de confianza de Pincay.

Carlos Valencia, Estela Redondo, Christian Donoso, Giovanna Andrade, Juan José Jaramillo y Enrique Carvajal interpretan al ‘Gurú’, Pincay, Mendoza, Plaza y León.

Se trata de la sinopsis de  Tierra de Serpientes, la serie policiaca que TC Mi Canal estrenará el domingo 2 de octubre, desde las 22:00.

Nora Salgado, productora de Claqueta Films, revela que la serie se rodó durante 35 días y que se utilizaron hasta 400 extras, además de 30 locaciones de Quito.

Tierra de Serpientes empezó a producirse en 2013 y recién a finales de 2014 terminaron de grabar el episodio piloto (o primer capítulo).

Fue durante 2015 que grabaron los otros 7 episodios

‘Coco’ Urrutia, director, agrega que se filmaron 8 capítulos en formato HD (High definition o alta calidad). Cada uno costó $ 100.000.

“Esta es una serie con enfoque y calidad internacional, tal como me solicitaron. Resaltamos que todas las escenas son hechas en Ecuador. Queremos sacar el estigma en el público de que es irreal lo que ve. Los equipos, instalaciones, todo, es de los gendarmes y sus diferentes departamentos”, refiere el director.

Añade que los capítulos se basan en casos reales que fueron resueltos por la Policía Nacional y que han sido guionizados.

Aunque se basan en hechos reales, tienen un hilo narrativo, a través del ‘Gurú’ Fonseca, el personaje que interpreta Valencia.

Para todos los actores que formaron la brigada especial, el trabajo de campo que realizaron para interpretar sus diferentes roles fue duro.

Giovanna Andrade mencionó que le costó el entrenamiento físico y aprender la coordinación de los movimientos de pies y manos en escenas de acción para que se vieran reales.

“Como era una investigadora forense me tocó grabar en criminalística. Eso implicaba pasar al lado de la morgue y ver cómo los forenses abrían un cuerpo. Todo eso me chocó, pero valió la pena”.

Mientras que a Juan José Jaramillo, conocido como deportista de triatlón, le costó un poco más el entrenamiento porque se hacía en la madrugada y en la altura de Quito. Añade que tanto para él como para sus colegas, que no son capitalinos, lo más difícil fue ausentarse de sus proyectos personales y separarse de la familia.

También destacó que como su personaje es un experto en artes marciales le resultaron complicadas las escenas de peleas y golpes, ya que a veces salía lastimado por algún accidente.

Mientras que para el histrión Cristian Donoso su reto fue dosificar la interpretación del capitán Milton Mendoza, líder del equipo especial, ya que se trata de un personaje de carácter fuerte.

Todos los actores de la serie coinciden en que ahora sienten más respeto por la labor de los policías por el tipo de entrenamiento físico que reciben, desde las artes marciales hasta el manejo de armas.

Valencia, actor habitual en las películas de Sebastián Cordero, recuerda una anécdota durante el rodaje.  Cuenta que su hijo le preguntó por qué siempre hacía papeles de malo y le respondió que no elegía esos roles. Le explicó que lo escogen porque las facciones de su rostro encajan con personajes antagónicos.

“Me interesaba asumir papeles complejos, que muestren el lado humano. Nadie tiene un destino fijo. Por eso mis personajes son seres que tienen ilusiones, rencores, con  su lado bueno y su lado malo”.

La serie, que surgió en 2013 y grabó un piloto en 2014, tiene  el apoyo de la Policía Nacional y del Ministerio del Interior.

“Nuestro objetivo es dar a conocer la labor que hace la institución para brindar seguridad a los ciudadanos”, indicó el general Édison Barrera Jaramillo, comandante del Distrito Metropolitano de Guayaquil, Zona 8. (I)

ENLACE CORTO

Twitter

Twitter

Banner