Lunes, 07 Noviembre 2016 15:21 Tele Mix

Sutherland vuelve a la TV como Jefe de Estado obligado

Escena en la que Kiefer Sutherland debe asumir el cargo de presidente de los Estados Unidos de forma obligada, tras ser una persona anónima de gabinete.
Escena en la que Kiefer Sutherland debe asumir el cargo de presidente de los Estados Unidos de forma obligada, tras ser una persona anónima de gabinete. Foto: internet

La nueva serie de Netlix se estrenó ayer en medio de gran expectativa, por el carisma e histrionismo de su protagonista.

Redacción Telemix

Designated Survivor es la serie con la que Kiefer Sutherland vuelve a meterse a los hogares tal y como ocurrió con 24, uno de los dramas policiacos más exitosos de la televisión estadounidense.

En esta ocasión, Sutherland volverá a lidiar con amenazas terroristas, pero en este caso no será él quien esté ensuciándose las manos en el terreno, sino que ahora lo hará como Comandante en Jefe.

En síntesis esa es la trama de una serie que comienza con hechos contundentes y reveladores: la democracia más poderosa del mundo sufre un ataque durante el discurso del presidente de los Estados Unidos ante el Congreso que acaba con la mayoría de funcionarios y autoridades gubernamentales.

Tom Kirkman (Sutherland) es el Secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano del Gobierno, algo así como un ministro de un perfil político bajo, alguien que ocupa pocas portadas en los periódicos, cuyas políticas son poco conocidas y alguien a quien la mayoría de la ciudadanía no sabría ponerle cara si le preguntasen sobre los miembros del gobierno.

Además, también sufre el juego político de Washington, pues aunque él intenta que sus proyectos sean mencionados por el presidente durante su discurso, se entera unas horas antes de que no se hará ninguna mención a ellos y que, además, el presidente decide prescindir de sus servicios proponiéndole que acepte un puesto secundario con rango de embajador en Canadá.

Antes de decidir si acepta el puesto o no, debe hacer un último servicio al presidente al ser elegido como ‘superviviente designado’, en caso de que una catástrofe o ataque acabe con todo el gobierno, cosa que, por ironías de la vida, acaba sucediendo. En cuestión de horas, Kirkman pasará de ser el miembro menos conocido del gabinete a convertirse en el presidente de los Estados Unidos de América.

Esta no será la única amenaza con la que empieza el mandato del presidente Kirkman, pues también deberá lidiar con una opinión pública para la que es un desconocido, con gobernadores que no reconocen su mandato, con la congresista que fue la superviviente designada por el Partido Republicano.

También tendrá una situación familiar con alguna dificultad que llegará por parte del hijo adolescente.

Todos estos ingredientes han sido bien recibidos por la crítica especializada de Estados Unidos por lo que ABC dispuso que la primera temporada tenga 22 episodios y no 13 como se había pensado. Ya se han transmitido 4 en el horario estelar.

Otro de los aciertos del seriado es el reparto por el peso que tiene en la televisión, ya que además de Sutherland, está Maggie Q, quien protagonizaba a Nikita en la serie homónima; está Italia Ricci que recientemente ha dado vida a April Carver en Chasing Life o Natascha McElhone muy recordada por su actuación en Californication.

Incursiona en la música

Pero esta no es la única novedad del año que tiene Kiefer Sutherland, ya que también acaba de lanzar su primer álbum musical bajo el nombre de Down in a Hole.

“Ciertamente no es aquello con lo que me siento más cómodo, eso sí seguro de lo que estoy haciendo. Me gusta y creo que la gente lo ha recibido muy bien”, dijo Sutherland, de 49 años, durante la conferencia de prensa de la presentación del seriado en Tennessee.

“Sé que muchos se han de sorprender de esta curiosidad, pero yo canto desde los 9 años, pero solo lo hacía ante mis colegas y amigos. Sí me han aplaudido”, agregó. (I)

ENLACE CORTO

Twitter

Twitter

Banner