Martes, 12 Septiembre 2017 00:00 Tele Mix

Sexo con Susi hace terapia de risa en un stand up

Susi Hidalgo es una life coach, con 2 maestrías en PNL y Semántica por la Asociación Mexicana de Coaching.
Susi Hidalgo es una life coach, con 2 maestrías en PNL y Semántica por la Asociación Mexicana de Coaching. Foto: José Morán / El Telégrafo

Susi Hidalgo se retiró en 2013 de la radio y televisión. En su programa habla de relaciones, emociones y valores.

Redacción Telemix

Susi Hidalgo decidió convertir sus terapias y los testimonios de sus pacientes en un stand up cómico, por sugerencia de su hijo menor.

Recordada por su programa Hablando con Susi, esta profesional, con una maestría en PNL y otra en Semántica, de la Asociación Mexicana de Coaching, dice estar recargada de luz para retomar el cariño de su público en varias presentaciones de Guayaquil y Quito.

“Luego de 5 años de no hablar de sexo, porque la Ley de Comunicación no me dejó volver a hacerlo en  televisión ni radio, lo retomé en un stand up y ahora con más ganas que nunca y con un gozo infinito”, cuenta esta life coach que también lleva esta terapia a empresas donde charla sobre relaciones, emociones y no solo de sexo.

Sexo con Susi

Reír sobre el sexo es la consigna de Hidalgo frente a un público que  también escuchará sobre “los principios de la sexualidad de los guayacos”. Un programa en el que cuenta experiencias de sus pacientes, amigos, conocidos y hasta personales.

“La gente se ríe cuando cuento las historias mías y de mis pacientes, por supuesto que con sus permisos. Mi stand up no es de contar chistes, son mis historias llenas de comicidad”.

Y así lo hace en Shapo Teatro Café, donde desarrolla su performance los miércoles de septiembre.

La fórmula es básicamente su conocimiento en materia sexual. Sin maquillar. Con pelos y señas. Desde las sugerencias a las mujeres para que practiquen el sexo oral, hasta la recomendación a los hombres para que no dañen sus energías por cambiar de pareja.

‘Su’, como también la llaman, provoca intensas carcajadas en cada relato condimentado de terapia bioenergética y consejos de vida. Como el caso de un paciente que era esposo de una gran amiga, quien la consultó porque no lograba una erección. Cuenta que le recetó “5 bolitas para varios palos” y al día siguiente la llamó para decirle: “véndeme el frasco entero”.

Al final ella reveló que no se trataba de una medicina, sino de una distracción para sacarlo del estrés que no le permitía disfrutar de la sexualidad con su esposa.

Las risas no se hicieron esperar en varias parejas de entre 25 a 35 años, quienes aplaudían a la jocosa rubia que vestía un sobrio atuendo de jean y blusa azul.

Machismo en sus relaciones

Una especie de catarsis es lo que hizo al transformar sus miedos y frustraciones durante sus diálogos  en radio y televisión en 2003. Una actividad terapéutica en la que se especializó.

“Cuando tenía 46 años estaba cagada de miedo de hablar de sexo, pero más cagada me sentía si no alimentaba a mis hijos”, sostiene y revela que en sus inicios, el interés de esa audiencia sobre el tema la llevó a leer decenas de libros que consiguió en Argentina y bajarse de internet diversos cursos para contestar con bases.

Confiesa que después de su primera relación matrimonial empezó a disfrutar del verdadero sexo, por aquello de los preceptos morales de su generación.

Recuerda que la  última vez que habló con una expareja, le dijo: “¿Cómo se te ocurre hablar en público sobre un pene de 25 centímetros?”, a lo que ella contestó: “No te preocupes, que no estaba hablando de ti”.

Pero la seriedad regresa a su tono de voz cuando asegura que le ha pedido al universo una persona especial para ella, porque el machismo que ha escuchado de ciertos ecuatorianos que le han manifestado: “Cuánto sexo ha tenido Susi como para hablar con experiencia”, la decepcionó al punto de creer que los extranjeros le sientan mejor.

Motivadora innata

“En estos últimos años he crecido en conocimiento impresionantemente porque ahora soy terapeuta en bioenergética, entonces ya sé cómo funciona esto de las emociones. Lo que uno critica es a lo que le tienes terror o pánico y no sabes cómo enfrentarlo y este es un medio súper machista que no tolera que una mujer hable de sexo o ponga en tela de duda su sexualidad”.

Manifiesta que sus presentaciones tienen el objetivo de enseñar, en forma jocosa, la sexualidad de hombres y mujeres. Como cuando aconseja a las féminas que si el varón no mantiene su erección durante el coito, dejen la preocupación a un lado porque es una situación que podría presentarse por estrés y no porque esté con otra. Así que aconseja que “si se sale, vuélvalo a meter”.

Hidalgo se siente feliz y satisfecha en esta etapa de su vida porque sigue logrando que su público pueda burlarse de sus problemas, “porque si nos reímos perdemos el miedo”.

Esta noche presenta su stand up Sexo sin amor, a las 20:30, en Pop Up ubicado en Circunvalación Sur y Ébanos. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Twitter

Twitter

Banner