Remake de Dinastía llega a la TV 30 años después

- 03 de octubre de 2017 - 00:00
El nuevo elenco de Dynasty es emergente y con muy poca trayectoria en la televisión norteamericana.
Foto: cw.com

La serie será transmitida en Estados Unidos por la cadena CW, pero Netflix la tendrá disponible en Latinoamérica.

Un hurra a las pelucas infladas, a las hombreras, la ropa de lamé dorado y las peleas entre mujeres: Dinastía -aquella decadente apoteosis a los excesos de la década del 80- está de vuelta con un giro de siglo XXI.

Casi 3 décadas después de su salida del aire, regresa en una versión más sexy, jovial y diversa, con dos personajes latinos.

La novela protagonizada por Joan Collins, Linda Evans y John Forsythe fue el programa más visto de la televisión en los 8 años que estuvo al aire.

El remake del canal CW -que sale al aire el 11 de octubre- está igualmente enfocado en las tribulaciones de la poderosa familia petrolera Carrington, con Grant Show (Melrose Place) en el papel de Blake Carrington, por el que Forsythe ganó dos Globos de Oro. “Siempre lo comparo con Roger Moore sustituyendo a Sean Connery. Son unos zapatos grandes que llenar, pero eran actores completamente diferentes”, explicó Show a la AFP.

“Él hizo su propia interpretación y eso es lo que voy a hacer, no puedo hacer lo que John Forsythe hizo”.

En el show original (1981-1989), Blake representaba el centro de la moralidad, secuestrado por las maquinaciones malignas de su exesposa Alexis (Collins). No obstante, en esta versión no será el homofóbico que le decía a su hijo Steven que sus opiniones no eran importantes porque era “un hombre que ponía sus manos sobre otro”. Ahora el joven -interpretado por James Mackay- ya ha “salido del armario”.

“Siento que mi Blake es más vulnerable, está más preocupado en cómo encaja en su familia, en que Steve lo ame. El Blake de John Forsythe era más dominante, el mío se preocupa por la unidad de la familia y que su hijo no lo odie”, señaló Show.

Los latinos

En una era en la que el público se interesa tanto en las vidas privadas de dinastías de la vida real como los Trump, Clinton, Murdoch y Kardashian, la novela cae como anillo al dedo. Pero entonces el país era otro y el equipo creativo sintió que eran necesarios varios ajustes para la audiencia de hoy. El papel de Evan, una ruborizada novia de pueblo, es ahora la poderosa mujer de negocios venezolana Cristal, interpretada por la actriz peruano-australiana Nathalie Kelley (UnReal).

Igualmente los escritores se deshicieron del matrimonio de careta de Steven, que ahora tiene un amante latino interpretado por el venezolano Rafael de la Fuente.

La serie ya no se desarrolla en Denver (Colorado, oeste) sino en la multicultural Atlanta (Georgia, sureste), en la que la familia rival, los  Colby son de raza negra. “Es una ciudad moderna, aunque hay bolsones de esa sangre azul, de linaje como en Buckhead, donde viven los Carrington, pero queríamos una ciudad que reflejara el mundo y la compañía a la que Blake está aferrado”, explicó Josh Schwartz, co-creador de la serie con Stephanie Savage, su también compañera en su otra exitosa novela Gossip Girl.

¿Y Alexis?

Los esposos Richard y Esther Shapiro, creadores del show original, se reunieron con el equipo creativo y el elenco actual en una proyección en la glamorosa Beverly Hills. En las presentaciones previas a su salida al aire, el nuevo Dinastía ya recibió aplausos.

Aunque por ahora no apareció Alexis, levantando dudas sobre el icónico personaje. “La verán, hay planes para eso. Pero tendrán que esperar un poco más”, lanzó Schwartz, enigmático. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: