Martes, 22 Noviembre 2016 00:00 Tele Mix

Por siempre relata los extremos de dos hermanos ante la leucemia

Madison Lawlor y Stephen Anthony Bailey interpretan a Michelle Larson y Michael Boyum, protagonistas de la película Until forever (Por siempre, 2016).
Madison Lawlor y Stephen Anthony Bailey interpretan a Michelle Larson y Michael Boyum, protagonistas de la película Until forever (Por siempre, 2016). Foto: cortesía de www.activavida.net

Michael Linn, quien visitó Guayaquil, dirige la película que está en cartelera en las salas de cine del país y se basa en hechos reales de la familia Boyum.

Redacción Telemix

Michael Boyum entrena karate con una decena de veinteañeros que reciben las instrucciones del maestro David Gardner en un bosque.

Mientras Michael golpea al aire, Michelle Larson, su novia, pasea semioculta entre los árboles. Él la ve y le sonríe. Juntos van elegantes a la fiesta de graduación, pero a bordo de una furgoneta con orejas de cerdo. Nada parece quitarles la felicidad a Michael y Michelle. Él le susurra un “te amo” mientras bailan ‘Unchained melody’, su canción favorita, que interpreta el dúo The Righteous Brothers.

Un día de 1998, Michael, quien tiene 22 años, siente molestias en sus fosas nasales y cree que se trata de una sinusitis, pero luego de un examen se entera de que padece leucemia mielógena aguda, un tipo de cáncer que ataca severamente a la sangre del paciente.

Aunque Michael no comprende el porqué de su enfermedad, la acepta. No obstante, él quiere cumplir una promesa, pero siente que el tiempo es corto y se desespera.

Recuerda un texto que dice: “Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas Dios lo librará”. Se trata del Salmo 34:19 y se aferra a él.

Michael pierde el cabello de a poco por la quimioterapia y durante su tratamiento conoce a otro enfermo de cáncer y un paciente con síndrome de Down. Luego de entablar amistad, decide llenarlos de fe, una que contagia a Michelle.

Mientras Michael quiere vivir, Mathew, su hermano menor con tres años, quiere morir. Donó su médula espinal y aún así ve el deterioro de Michael, pese a su fe.

Se trata de una historia real que otro Michael llevó al cine. Él es Michael Linn, el director de la película Until forever (que en Latinoamérica se titula Por siempre) que está en las carteleras ecuatorianas.

Durante su paso por Guayaquil, Linn reveló que Bonnie Boyum, la madre de Michael -interpretado por el actor Stephen Anthony Bailey-, es la productora ejecutiva.

“La conocí hace 14 años. Resulta que en 1999 ella vio otra cinta que dirigí, llamada Into his arms (En sus brazos). Desde entonces intentó contactarse conmigo. Luego de tres años me dijo que tenía una increíble historia para una película. Al principio estaba escéptico porque la mayoría de las madres dice lo mismo sobre sus hijos. Ella nunca se dio por vencida e insistió. Accedí a escuchar su relato y realmente me impactó. Aquella insistencia y fe de Bonnie eran las mismas de Michael durante su lucha contra la leucemia”, cuenta Linn, quien tiene un hermano gemelo llamado Marc, también involucrado en el cine independiente.

Linn recuerda que la misma Bonnie fue quien consiguió al actor que encarnaría a su hijo Michael. “Ella publicó un anuncio por internet en un espacio de clasificados para buscar a los actores que estarían en película. Yo ni siquiera estaba enterado de lo que había hecho Bonnie porque me encontraba preocupado en escribir la historia.

Aquel aviso lo vio Stephen Anthony Bailey, quien se estaba mudando desde su natal Sound Bend (Indiana) hacia Inver Grove Heights (Minnesota). Stephen se presentó ante Bonnie, quien enloqueció con el parecido de Michael. No hubo necesidad de audicionar a nadie, como se acostumbra en cualquier producción porque, además de su parecido físico, actúa muy bien”, recuerda Linn, quien también es guionista y actor.

Aunque la preproducción tomó años, el rodaje fue rápido. Linn dice que apenas se necesitaron 22 días para filmar en Inver Grove Heights, en casa de los Boyum.

Madison Lawlor, Jamie Anderson y Susan Chambers son Michelle Larson, Mathew y Bonnie Boyum, la novia, hermano y madre de Michael en Por siempre, que se estrenó la semana pasada en Ecuador.

“Acudimos al hogar de Michael, al colegio donde se graduó, a la iglesia que acudía. A través de Bonnie accedimos a gente que conocía de cerca a Michael. La cinta es lo más fiel posible a los hechos reales. La única diferencia es la tecnología en las escenas del filme, pues la historia ocurrió en 1999 cuando aún no existían las redes sociales ni los celulares táctiles. Es un detalle que no afecta a la historia porque es atemporal, que permite al espectador identificarse con sus personajes. No sé cuántos, pero hay muchos casos parecidos en los hogares. La diferencia la marca Michael porque sobrelleva su enfermedad como pocos, lleno de fe”, explica Linn, quien demoró en producir Por siempre por dedicarse a otros proyectos, como las cintas Market 175 (2003) o Imprint (2007), más capítulos de series como Star Trek Renegade (2015), videos y documentales. (I)

ENLACE CORTO

Twitter

Twitter

Banner