Lunes, 26 Septiembre 2016 00:00 Tele Mix

Pepa San Martín concibe un cine que fusione reflexión y sensibilidad

Pepa San Martín concibe un cine que fusione reflexión y sensibilidad

La directora chilena, de 42 años, llegó para competir por el premio Horizontes Latinos en el Festival de San Sebastián con el filme Rara.

Cristina Z. Albuja

Rara es de aquellas películas que muestran con naturalidad mundos íntimos, reconocibles. Sin caer en el estereotipo, Pepa San Martín retrata en forma de drama sencillo y profundo el singular caso de una familia fuera de lo común dentro de un contexto conservador.

En plena adolescencia, Sara se enfrenta a una sociedad que no acepta lo que ella cree que es natural. Ella y su hermana menor Cata viven con Paula y Lía, su madre lesbiana y su nueva pareja. Es el modelo de la familia ‘rara’ que se convirtió en un caso emblemático de derechos para personas homosexuales en Chile.  

La película se inspiró en la historia de Karen Atala, la jueza chilena a la que por vivir con una pareja del mismo sexo, la Corte Suprema le quitó a sus hijas, decisión que reversó la Corte Interamericana.

El filme no tiene golpes bajos ni declaraciones militantes, sino que se basa desde las discusiones hogareñas, los problemas en la escuela, las peleas de los padres.  
La cinta plantea circunstancias en las que sus protagonistas buscan su espacio en dos familias distintas.

Rara llegó a San Sebastián para competir por el premio Horizonte Latino.

La chilena Pepa San Martín, directora de la película, dialogó con diario EL TELÉGRAFO desde la sala de los cines Príncipe, donde se proyectó su obra.  

“Rara plantea otro tipo de política, estamos acostumbrados a ver filmes de género con mucha fuerza, muy aguerridas. A nosotros no nos interesaba eso”.

Cuenta que el hecho real tiene una interpretación muy libre.

“No voy a negar que viene de un caso muy conocido e importante en Chile. Cuando me puse a investigar me di cuenta de que había muchos casos parecidos. Este fue el más emblemático, una jueza da una lucha política. El abuso de poder traspasa la discusión del lesbianismo”, expresa San Martín, quien nació en Curicó hace 42 años.

Añade: “Creo que aún hay muchas mujeres que deben elegir entre trabajar y la vida maternal. Nos castigan mucho si una mujer quiere ser mamá. A ella de alguna forma la castigaron. Decidió vivir su vida personal y no la que se espera de una mujer en una sociedad tradicional: dejarlo todo por ser madre”.

Explica que se trata de una discriminación tras otra y esto también lo toca en la película, “queríamos generar una conversación de familia. Pienso que los niños son las únicas personas por las que los adultos queremos cambiar”.   

Según San Martín, “muchas mujeres latinas están dando vuelta en los festivales, haciendo cine”.  

“El 80% de mi película está realizado por mujeres, desde el equipo técnico hasta productoras. Estamos en un tiempo en el que hemos aprendido a trabajar juntas. Nos guste o no, las mujeres tenemos muchos más roles en la sociedad”, refiere la directora de Rara.  

“La realidad es que hacer cine es muy difícil en todos lados. Ahora nos estamos exponiendo más. Antes quizá nos daba culpa cuando nos preguntaban ¿dónde están tus hijos?, ¿con quién los dejaste?”.

Según San Martín, “las mujeres estamos reafirmando que una película inteligente puede ser emocional. Por mucho tiempo se creía que una película buena tiene que ser intelectual y que por eso no se puede ser emocional. Podemos ser inteligentes y opinar sin dejar la emoción de lado”.

La realizadora considera que “el cine latinoamericano se está alejando del folclorismo pensado para que sea visto en Europa”.     

“Es cine de Latinoamérica para que lo vean los latinoamericanos.  Nos estamos creyendo nuestra ficción, arriesgando con temáticas universales, nos atrevemos con otros temas. Urgen películas más inclusivas. Hemos salido, pasamos por alto las leyes y los políticos para retratar lo que pasa en la calle que siempre ha sido más inclusiva que la política”.

En el caso concreto de Chile, la cineasta considera que el cine contemporáneo ha dejado de ser hijo de la dictadura y que los jóvenes ya no tienen miedo de hablar de política.  El camino que ha labrado Larraín desde sus propuestas temáticas hasta estéticas le ha hecho mucho bien a la región.

La cineasta nacida en 1974 está convencida que América Latina es una fuente inagotable de temas que todavía no han sido explorados ni contados en películas.
No sabe si su próxima propuesta fílmica será un cortometraje o un largometraje.  

Rara es su primera película y dice estar muy cómoda. De lo que sí está segura es que cuando se atreva con el tema será después de una etapa de reflexión que le asegure que puede comunicar desde la emoción, la sensibilidad y el humor. (I)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Domingo, 25 Septiembre 2016 23:19

Twitter

Twitter

Banner