Jueves, 19 Enero 2017 00:00 Tele Mix

Murphy alista serie Feud sobre Davis y Crawford

Jessica Lange (I) y Susan Sarandon interpretarán a Joan Crawford y Bette Davis en el seriado Feud.
Jessica Lange (I) y Susan Sarandon interpretarán a Joan Crawford y Bette Davis en el seriado Feud. Foto: ww.FX.com

El creador de Glee y American Horror Story se basa en el libro Best actress, de Jafree Cohen y Michael Zam.

Redacción Telemix

Desde su estreno en 1962, ¿Qué pasó con Baby Jane? se ha convertido en una película de culto, gracias a la actuación de las legendarias actrices Joan Crawford y Bette Davis, quienes retrataron su odio real en la ficción.

Ryan Murphy, creador de series de antología, como American Horror Story, Glee y otras, consideró que el rodaje de ¿Qué pasó con Baby Jane? guarda historias suficientes para recrearlas en un dramatizado televisivo.

“No estaba interesado en hacer cualquier cosa que era muy rústica entre comillas”, reveló a periodistas durante una gala de la Asociación de Críticos de Televisión de Estados Unidos.

“Creo que hay algo mucho más delicado en la historia del cine. Lo que me gusta de la serie son los problemas en el espectáculo. Aunque no lo crean, todavía está pasando. Nada ha cambiado realmente y queríamos revelarlo porque hoy es igual de feroz que en el pasado”.

En esta producción, que se llamará Feud, transmitirá 8 capítulos en su primera temporada por el canal FX, tiene como protagonistas a Jessica Lange y Susan Sarandon, quienes interpretarán a Joan Crawford y Bette Davis, respectivamente.

La propuesta retratará cómo estas dos actrices luchaban por encontrar un sitio en la industria hasta que se enfrentaron.

“Estas mujeres fueron tratadas brutalmente y abusaron de los demás de la misma manera. Hoy podría ser diferente, pero esas prácticas no han cambiado. Pasa en Hollywood y en la televisión. Lo hacen los hombres y las mujeres. Nadie se imagina quiénes son”, agregó el realizador.

Una historia de odio

Cuando el director Robert Aldrich tenía en mente ¿Qué pasó con Baby Jane? quería a dos actrices que revelaran odio a través de sus ojos. Por eso pensó en Crawford y Davis, quienes, además de ser famosas, eran rivales en la vida real, situación que se convirtió en fuente inagotable de las noticias sensacionalistas.

Crawford (1905-1977) y Davis (1908-1989) se distinguieron por su fuerte temperamento y una vida tumultuosa. La primera era conocida por su promiscuidad. Tal era el número de sus conquistas sexuales que Bette Davis dijo: “Se ha acostado con todos los actores de la MGM, menos con la perra Lassie”.

La película ¿Qué pasó con Baby Jane? cuenta la historia de dos hermanas que fueron histrionisas y que, en su madurez, comparten casa en California. Una de ellas está en silla de ruedas (Crawford), y la otra (Davis) es una mujer que guarda un profundo resentimiento. Su estabilidad mental está a punto de quebrar.

El director Robert Aldrich les advirtió que no iba a tolerar discusiones entre ellas en el set para no poner en riesgo la producción, pero ellas supieron cómo hacerlo sin que la película sea afectada.

Al iniciarse el rodaje, Joan Crawford le envió regalos a Davis. No era la primera vez que lo hacía. Años antes, Crawford, quien era bisexual, cortejó a Davis, pero ella la rechazó, no tenía el más mínimo interés en las féminas. La protagonista de Encadenadas (1934) nunca le perdonó el desplante.

Sin embargo, la coqueteó en el rodaje, pero fracasó otra vez y ahí empezaron los problemas.

Davis, quien actuó en Alarma en el Rhin (1943) mandó a instalar una máquina de Coca-Cola en el rodaje para enfurecer a su pretendiente femenina, quien por apariencias estaba casada con Alfred Steele, ejecutivo de Pepsi.

En una escena de la cinta, Davis debía golpear a la pelirroja Crawford, a quien tuvieron que suturar las heridas de su cabeza.

En venganza, esta última se guardó piedras en los bolsillos  durante una secuencia en la que Davis debía arrastrarla para causar daño en la espina dorsal de su rival.

Los trajes de ambas amanecían destrozados con tijeras y los cabellos engomados. Crawford intentó atropellar a Davis en los patios del set y dijo que por ‘descuido’ su carro se encendió y rodó. La rubia actriz padeció dolores de espalda durante tres semanas.

A pesar de su enemistad, ambas eran más parecidas de lo que querían admitir.

Además de sus controversiales personalidades, sus nombres figuraron con frecuencia en las galas del Óscar. Davis ganó dos veces la estatuilla dorada y fue nominada 10 veces. Su adversaria ganó un Óscar y fue candidata en 12 ocasiones.

Crawford era promiscua, alcohólica y madre perversa. Davis se casó cuatro veces, su rival lo hizo en cinco. Tenía una madre destructiva y una hermana con problemas mentales. Ambas protagonizaron discusiones con sus compañeros de reparto. Por eso pocas personas querían trabajar con ellas. (I)

ENLACE CORTO

Twitter

Twitter

Banner

 

Últimas noticias

Últimas noticias