Sábado, 16 Septiembre 2017 00:00 Tele Mix

Entrevista BERNARD FUOGèRES/ /Presentador de Televisión

"Me enamoré de la ciudad y del país"

"Me enamoré de la ciudad y del país"
Foto: cortesía de Jésica Jara Cantos

Es uno de los conductores de televisión más vistos en el Ecuador. Este francés arribó hace 52 años .

Jésica Jara Cantos, estudiante de la ULVR

Desde que llegó a Ecuador hace 52 años, Bernard Fougères ha cautivado a los espectadores con programas como El show de Bernard; Quiénes son, quiénes fueron y Una cita con Bernard. Así fue construyendo su imagen en la televisión ecuatoriana. Ahora con más de 5 décadas en la televisión nacional y junto a su amigo Woody Bernard, su gato, evoca recuerda cuando fijó su residencia en Guayaquil, algunas anécdotas y varias de las 1.000 entrevistas realizadas a personas del espectáculo.

¿Cómo se realizó su designación para venir al país y cómo fue su llegada?

Un día me llegó un telegrama que decía “Señor Fougères, usted será nombrado director de una Alianza Francesa. Le proponemos Izmir en Turquía, Managua en Nicaragua y Guayaquil en Ecuador”. Escogí Guayaquil sin saber dónde era y  sin hablar español. Solo sabía que estaba cerca del mar. Cuando llegué, el 1 de mayo de 1965, y salí del hotel, lo primero que hice fue buscar el mar y me encontré con el río. Por 2 años fui director de la Alianza Francesa de Guayaquil. Estaba listo para cambiarme de ciudad, pero conocí a Evelina Cucalón (su esposa), quien hizo que tomara la mejor decisión de mi vida.

¿Se le complicó aprender el idioma español?

Cuando hablas 2 idiomas el tercero se te hace más fácil, el latín griego  ayuda mucho. Cuando llegue a Ecuador solo balbuceaba algunas palabras  y demoré casi 3 meses en dominar el español; nunca metí las narices en un libro, todo lo aprendí en la calle, con malas palabras y todo.

¿Cómo ingresa a la televisión ecuatoriana?

Ingresé a Ecuavisa cuando se inició en 1967 y comencé El show de Bernard con entrevistas, videos musicales, notas de artes y frases, pero con un pésimo español hablado. Recuerdo algo que me pasó porque confundía ciertas palabras. Un día tenía que anunciar un congreso en Quito y lanzo al aire: “Bien, están invitados ustedes en Quito a un congreso de meretrices”. El camarógrafo se congeló al escuchar eso: “No Bernard, de obstetrices”.

¿Antes de adaptarse al idioma tuvo momentos embarazosos?

Sí claro.  Antes los estudios no tenían televisores como ahora para reflejarse y recuerdo que el camarógrafo me hacía señas para avisarme que ya estábamos al aire. Un día no me di cuenta y estaba haciendo una yuca y todos los televidentes lo vieron. No sabía qué hacer, sacudí los brazos y dije que los mosquitos estaban por todos lados. Fue una forma de justificar el movimiento.

 ¿Tuvo una gran amistad con la cantante Carlota Jaramillo?

Tuve una buena relación. La quise mucho. Era una mujer de un solo hombre, de Jorge Araujo Chiriboga, su esposo. En una entrevista le pregunté qué más desearía en la vida, y ella solo contestó: “Bueno, yo le pediría a Dios, si fuera posible, que me devolviera a mi marido”. Luego de eso tuvimos que parar momentáneamente la entrevista porque Carlota estaba nostálgica.

 ¿Qué entrevista le ha impresionado más?

Una vez entrevisté a 2 negras y les pregunté: ¿Te molesta cuando dicen que los negros huelen feo? Y ellas solo respondieron: “Bernard, una vez tuvimos que bajarnos del bus porque los blancos olían demasiado mal”. Su contestación me dejó pensando que los blancos a veces no usamos desodorante. No hay un ser humano del planeta del que no tengas que aprender algo, aprendí mucho con ellas.

Usted hizo muchas entrevistas. ¿Qué piensa de Carlos Vera como entrevistador?

Es un hombre brillante pero demasiado apasionado. Somos amigos, aunque tengo tiempo que no lo veo. Yo durante 30 años busqué siempre lo positivo de cada entrevista, él busca lo contrario, lo más detonante, es su manera de realizar su trabajo y está bien porque lo hace muy bien.

¿Nunca confrontó con los personajes invitados?

No le veo razón a eso. Siempre me ha interesado conocer el lado desconocido de los personajes. Al entrevistar no veo si son estrellas de cine, cantantes famosos, o presidentes, lo que veo es el ser humano como tal. (O)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Viernes, 15 Septiembre 2017 16:49

Twitter

Twitter

Banner

 

Últimas noticias

Últimas noticias