Martes, 15 Noviembre 2016 00:00 Tele Mix

López reflexiona sobre el amor en Llegar a Marte

El humorista toma como referencia a sus parientes y conocidos para contar chistes en Llegar a Marte.
El humorista toma como referencia a sus parientes y conocidos para contar chistes en Llegar a Marte. Foto: Fernando Sandoval / El Telégrafo

El colombiano compara con humor el inicio de las relaciones sentimentales con una misión espacial.

Redacción Telemix

Al colombiano Andrés López le tomó 5 años la creación de Llegar a Marte, su más reciente espectáculo humorístico con el que ofreció dos funciones el fin de semana pasado en el Teatro Nacional de la Casa de la Cultura, en Quito.

Según el bogotano, de 45 años, demoró en escribirlo y producirlo porque   su objetivo es que el tema no pierda vigencia. Es la fórmula que López aplicó para sus anteriores trabajos.

Un ejemplo es que La pelota de letras, el que lo hizo famoso desde febrero de 2004, se elaboró en 10 años porque su autor estudió antropología y recopila datos que observa para contarlos con humor a su público.

Cuenta que Llegar a Marte es el resultado de la analogía entre la misión espacial de colonizar otro planeta con el inicio de las relaciones amorosas.  

Apareció vestido con un traje naranja de astronauta y las imágenes que proyectaban tres pantallas en el escenario. Ahí se apreciaba el  lanzamiento de un cohete al planeta rojo. López aterrizó su espectáculo, al estilo stand up comedy, en el Colibrí I, una supuesta nave ecuatoriana.

A su primer bloque de chistes lo llamó La nave. Su espectáculo se dividió en etapas.

López parodia la película Apolo 13 (1995), que se basa en los hechos reales de aquella tripulación que debía ir a la Luna en 1970, cuando cita “Pichincha, tenemos un problema” luego de detectar un desperfecto en la nave Colibrí I.

López, como parte de su show, estaba “fuera de la órbita terrestre”.

Durante su stand up comedy explicaba que el lanzamiento de un cohete, como una relación amorosa, pasa por varias etapas.

“Comienza con un ‘Me gustas’, y que la chica no puede posar los pies en la tierra. Así inicia todo ahora y así fue desde siempre... Sí, a la mamá de uno también la desearon. Y les tengo noticias, a la abuelita también”, bromea con gesticulaciones faciales.

Ese fue el enlace para explicar cómo se producían las relaciones de antaño. Relataba que su bisabuelo era muy paciente  porque  la única oportunidad de cortejar a la bisabuela María Concepción, era yendo a la misa de los domingos.

“Y su momento más feliz, era en el momento de ‘la paz sea contigo’, donde podía estrechar su mano”.

 Luego, pedir a sus padres el permiso de visita controlada, las cartas en papel,  hasta llegar al matrimonio, y por fin tener contacto. “De ese momento, al baile del reggaetón, creo que algo pasó, no lo sé. Resulta que ahora una canción de esas debe ser cochina para funcionar. ‘Mira lo que te tengo…te voy a someter”, cantaba López, bailando ‘perreo’. Porque un reggaetón decente, no funcionaría, imaginemos: Primero la manita, te voy a consentir, porque primero el permiso a tus padres les vamos a pedir para salir, cómo me gusta ir al Museo contigo Adelina”, cantaba con una letra que improvisó.

Según López, la mujer es física cuántica y el hombre es gravitacional en el romance. “Mientras más nos acercamos para entenderla, menos la conocemos. Y cualquier cosa que diga ahora, podrá cambiar de parecer en el futuro.  ¿Y en el hombre? “Es gravitacional, él caerá por su propio peso, y la caída será dura”, contaba a su público.
El humor de López se basa en lo cotidiano del noviazgo y el matrimonio. Por eso muchas parejas se sintieron identificadas.

Llegar a Marte es un show humorístico muy estudiado. El colombiano usa efectos de sonido para darle mayor volumen a sus chistes. Incluso mostró su talento para el beatboxing con imitaciones vocales de trompeta y guitarra eléctrica. Además destacó su habilidad para interpretar con sus acentos a ‘gringos’, franceses, italianos, japoneses y españoles.

López, quien interpretó la voz latina de Max, el perro protagonista de la película La vida secreta de tus mascotas (2016), de los estudios  Universal Pictures, imitó el rugido de Chewbacca, de Star Wars para ilustrar la reacción masculina en su confusión o enfado, ante una negativa.

A ratos, el comediante también parecía un docente que explicaba una clase de manera muy divertida, por su didáctica. López, además de haber estudiado antropología en Colombia, tiene un título en educación que le otorgó la Universidad de Toronto, Canadá.

Luego de casi dos horas de hilaridad, el humorista volvió a la primera escena de su show. “Pichincha, tenemos un problema’, repitió. Y al momento fingió la voz del español, que se encontraba en la cabina, y le comunicó que el desperfecto técnico ya estaba solucionado, pero con un detalle, era un ‘viaje sin retorno’, el aceptó, se colocó el casco y desbarató la nave Colibrí I.

López se quitó el casco y colocó una flor en Marte, en referencia al cuento El Principito y afirma que ha dejado todo atrás, para iniciar algo nuevo. “Decir ‘te amo’ es la intención, amarte (a Marte) es el propósito”. López ya no bromeaba. Era su reflexión, la conclusión de lo que se plantó hace 5 años cuando inició la creación de su espectáculo Llegar a Marte. (I)

ENLACE CORTO

Twitter

Twitter

Banner