Domingo, 02 Octubre 2016 00:00 Tele Mix

Entrevista / Diego Mejía, director y productor de narcoseries

"Las narcoseries corren el riesgo de construir apología de la violencia"

"Las narcoseries corren el riesgo de construir apología de la violencia"

El realizador de Alias El Mexicano admite el peligro de que el televidente tome como referentes a mafiosos.

Rafael Croda, corresponsal en Bogotá

Diego Mejía es un cineasta con estudios en la Universidad de Hamburgo, Alemania, y director de las narcoseries colombianas Sin tetas no hay paraíso, precursora de este género, y Alias el Mexicano. El también productor ejecutivo de El capo, que actualmente dirige Sin senos sí hay paraíso, secuela de la que realizó en 2006, dialogó con Diario EL TELÉGRAFO.

¿Considera que las narcoseries son un entretenimiento cuestionable?

Es entretenimiento, pero se corre el riesgo de hacer apología a la violencia y el delito. Tienen el peligro de ensalzar a personajes muy malvados que han generado miles de víctimas con sus estructuras criminales.

Solo con hacerles una serie a personajes como Pablo Escobar, Gonzalo Rodríguez Gacha, ‘El Mexicano’, o al ‘Chapo’ Guzmán, de alguna manera se les está haciendo apología, y confundirá al público porque en nuestros países los niveles de educación son bajos aún y se los puede tomar como modelos.

Eso es un peligro real y puede hacerle daño a la sociedad. De alguna manera proyectan que nuestros países son solo narcos y no es así. Entonces sí, son entretenimiento, pero hay gente que se confunde.

¿Cree que son un género pasajero o tienden a arraigarse?

Las narcoseries no existirían si no hubiera el narcotráfico y una subcultura asociada a los fenómenos delictivos en nuestros países. Las dificultades sociales y la falta de oportunidades hacen que la gente busque bienestar rápido sin pensar cómo lo va a lograr. Y por eso creo que las narcoseries no son pasajeras.

Estos fenómenos delictivos están muy arraigados y a los Estados les está quedando muy difícil combatir el narcotráfico. Hay una demanda mundial de drogas y Latinoamérica es una región donde se producen y transitan.

Entonces las narcoseries van a seguir existiendo porque la gente quiere saber qué pasa con sus narcos, con la maldad de estos personajes, con sus mujeres, con su moda y sus vínculos con el mundo político.

¿Por eso es que hay mucho público para estas series?

Sí. Esta realidad ha generado un público. Pero las narcoseries son solo parte de este fenómeno social. Hay moda narco. Los jóvenes se visten como narcos y las jóvenes como las mujeres de los narcos. Es una subcultura que se está arraigando y las narcoseries solo son un reflejo de esta realidad.

Creo que llegaron para quedarse por muchos años. Por eso estamos viendo que centros de producción muy importantes, como el mexicano y la televisión en español de Estados Unidos, están haciendo estas series.

¿Y este género tiende a evolucionar?

Va a evolucionar. Próximamente se van a ver en el aire comedias muy bien hechas con personajes del mundo narco. Algunas de las series que se están haciendo se preocupan por ir más allá de la superficialidad y ahondan en personajes complejos. En esto, como en todo, hay producciones buenas, malas y regulares.

¿Y la condena de un sector de la sociedad a estas series por considerar que hacen apología de la violencia se ha mantenido o no?

Las narcoseries ya forman parte de la barra habitual de la programación de televisión de varios países. La gente se está acostumbrando. Así como tenemos las comedias, los shows populares, los concursos, existe un segmento de narcoseries. (E)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Twitter

Twitter

Banner