Jueves, 28 Septiembre 2017 00:00 Tele Mix

La violencia contra la mujer impresiona en Caso forense

La pieza teatral fue escrita y dirigida por Jeff Nieto. La protagoniza Delia González, quien interpreta a Camila, una mujer violentada por su padre y su pareja.
La pieza teatral fue escrita y dirigida por Jeff Nieto. La protagoniza Delia González, quien interpreta a Camila, una mujer violentada por su padre y su pareja. Foto: José Morán / El Telégrafo
Redacción Telemix

El cuerpo de una mujer sobre una camilla, golpeado y magullado es la escena con la que el público se encuentra al ingresar a una de las salas de Microteatro Guayaquil.

Las luces generales se apagan y un cenital ilumina el rostro de esta joven que le pide a uno de los espectadores que le rasque la pierna. Luego de acceder a este pedido, el resto enmudece y ella empieza su relato sobre situaciones que ha vivido junto a sus padres, de niña y adolescente. Parte de ello es un relato macabro, que aunque lo salpica de humor, no deja de conmover.

Delia González es la intérprete de Caso forense, una pieza teatral dirigida y escrita por Jeff Nieto, venezolano que creó esta obra luego de asombrarse del alto índice de femicidios, sobre todo en Guayaquil.

“Él tenía poco tiempo viviendo en la ciudad y le llamó la atención que todos los días en el diario saliera la noticia de alguna mujer asesinada. Me cuenta que fue a investigar al anfiteatro y al ver las estadísticas dijo ‘claro, parece mentira pero Guayaquil es la ciudad donde hay más femicidios’, y esa fue la pauta para crear este libreto”, detalla la actriz. Camila es la protagonista de esta historia que narra en primera persona el sufrimiento que ha padecido por las golpizas de su padre, la indiferencia de su madre  y la tortura que vive con un novio con quien repite los mismos capítulos violentos.

El argumento maneja el humor negro con un mensaje implícito sobre ciertas realidades en que las personas saben que están obrando mal, sin embargo siguen prendidas a dicha situación sin cambiarla. “Es más bien como jugar con esa ambivalencia, con eso de ‘mira, me rompió la boca, pero al día siguiente me mandó un ramo de flores’”.

La pregunta de quién la mató ronda la escenografía que está adornada de gasas con sangre e instrumentos quirúrgicos, revelando una autopsia. “Al final no te imaginas que no va a ser todo el tiempo lo que piensas”, cuenta la artista, graduada del ITV, quien concluye el monólogo con una cifra conmovedora: “En Ecuador, de cada 10 mujeres, 6 son violentadas”. (I)   

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Twitter

Twitter

Banner