Domingo, 03 Septiembre 2017 00:00 Tele Mix

La certificación del operador de sonido es un hecho en el país

Los alumnos de la escuela Paradox aprenden a interpretar un instrumento, grabar, mezclar y masterizar sus sonidos. Manejan programas de audio y conocen la parte técnica.
Los alumnos de la escuela Paradox aprenden a interpretar un instrumento, grabar, mezclar y masterizar sus sonidos. Manejan programas de audio y conocen la parte técnica. Foto: José Morán / El Telégrafo

Para la cualificación, el postulante debe rendir un examen teórico-práctico.

Giselle Hidalgo Villagómez

Hay buenas noticias para los operadores de audio del país. La certificación profesional para los que no tienen título en esta carrera se aprobó con la venia de la Secretaría Técnica Nacional de Cualificación y Capacitación Profesional (Setec).

 Un hecho histórico para los que han contado con trayectoria y experiencia, pero que a la larga no han podido acceder a puestos de trabajo en forma legal ni gozar de los beneficios de una remuneración basada en la ley laboral, como lo merecen.

Sucedió el pasado 23 de agosto, cuando la escuela de imagen y sonido Paradox, a través de la fundación Arte para Todos, se convirtió en la primera institución en otorgar a 3 de sus docentes la cualificación profesional. Una certificación que, al igual que los títulos universitarios, aparecerá registrada en la página de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt).

Lanzamiento de campaña

Fue un día de fiesta y emociones encontradas, donde las autoridades evitaron el tono solemne y los aplausos fueron continuos.

“Hicimos una investigación con gente de planificación y supimos que menos del 10% de  operadores de audio y música no tenían título”, informó Gorki Alarcón, director de Paradox, durante su pronunciamiento.

Señaló que trabajó en la creación de otros perfiles relacionados al arte, como la música, la fotografía, los audiovisuales y la actuación, hasta que consiguió el respaldo de la Setec para certificar a los operadores de audio, con lo cual emprendió una campaña, a nivel nacional, para que los interesados se postulen. 

“Paradox ya cuenta con el aval de nuestra institución para que, por medio de un examen teórico -práctico a quienes tienen experiencia en este perfil, pueda otorgar la certificación y decir ‘esta persona sabe hacer esta actividad y la sabe hacer bien’”, confirmó Ana Ruiz, secretaria técnica de la Setec.

La entidad pública hace 2 años entrega esta garantía a 117 organismos para certificar el talento humano en áreas de turismo, construcción, educación y otras más. En el campo artístico, señaló Ruiz, el plan inicial se ha proyectado a las casas de la Cultura de cada provincia para que se conviertan en organismos certificadores.

Beneficios de la cualificación

El documento valida los conocimientos del operario y promueve su trabajo en un mercado con amplia demanda. Alarcón lo corroboró cuando se inició la convocatoria a través de las cuentas de Paradox, en redes sociales.

“Cuando hicimos la difusión de esta cualificación, en una semana tuvimos 120 postulantes de todo el país”.

Para conseguir la cualificación, el postulante de operación de audio y sonido debe reunir evidencia de que ha ejercido la profesión con un contrato, facturas, fotos o certificados que confirmen que ha trabajado; luego se toma un examen teórico y otro práctico. Una vez aprobadas las pruebas, el postulante obtendrá automáticamente la certificación.

“El operador de audio es una persona fundamental en cualquier presentación artística. Lamentablemente los confunden con DJ y son completamente diferentes, por lo que vamos a tener una cualificación para cada uno y cuando requieran de sus servicios podrán encontrarlos en la página de la Setec”, opinó Gorki Elizalde, director de cualificación en Paradox.

Primeros certificados

“El audio se convirtió en una herramienta de comunicación muy importante para enganchar la parte visual con otro sentido. Y en Ecuador siempre hubo una falencia en este campo”, sostiene Mauricio Coronel, operador de audio y docente.

Él asegura que este campo va más allá de trabajar en sonido para conciertos, porque la demanda está en la televisión y en   agencias de publicidad, donde buscan ideas frescas y personas que generen nuevos contenidos de audio para productos.

Jaime Carrillo, productor musical, recuerda que hace 5 años había un hermetismo en este tipo de enseñanza. Por ello incursionó en la docencia para  formar más colegas que puedan intercambiar con él proyectos y trabajos a futuro.

“En Guayaquil hay muchas personas que desarrollan su trabajo sin tener un título porque sus recursos no fueron los óptimos para acceder a universidades y con esta certificación todo   funcionará bastante bien”.

Ricardo Alemán concuerda con estas opiniones y aunque ya contaba con un título de ingeniero de sonido, en Chile, se postuló a la cualificación como Carrillo y Coronel para constatar la forma de calificación.

“Hay una dificultad media-alta porque, definitivamente, para hacer este examen se necesita experiencia, y si el postulante no ha participado en eventos, se le dificultará debido a que el examen incluye teoría de sonido y realización de eventos para comprobar si sabe”. Sugirió leer bien las preguntas para demostrar su conocimiento.

Para obtener mayor información se puede llamar a los teléfonos 5110238, 5031786 o al 0999529244. (I)

ENLACE CORTO

Twitter

Twitter

Banner