Sábado, 28 Enero 2017 00:00 Tele Mix

Hollywood recibe a Mel Gibson con los brazos abiertos y lo nomina al Óscar

Hollywood recibe a Mel Gibson con los brazos abiertos y lo nomina al Óscar
Foto: infogramas.com

Tras diez años de ausencia desde que fue tachado de antisemita y de recuperarse del alcoholismo, el histrión compite por una estatuilla dorada como director por la película Hasta el último hombre.

Redacción Telemix

El actor y director australiano Mel Gibson ha tenido una semana inolvidable: el viernes pasado se convirtió en padre por novena ocasión y el martes recibió una inesperada nominación al Óscar que coronó su notable regreso a Hollywood.

“¡Qué podría ser más emocionante que oír el anuncio de las nominaciones con mi hijo recién nacido en brazos!”, expresó Gibson luego de que su filme Hacksaw Ridge (Hasta el último hombre) recibió seis candidaturas para la entrega de estatuillas doradas, el 26 de febrero próximo.

Hace cinco años, Gibson fue parodiado por comediantes tras una serie de diatribas y escándalos que incomodó a los ‘pesos de pesados de la industria’. Ellos dijeron que nunca trabajarían con él.

Gibson era uno de los histriones y cineastas más lucrativos desde 1979  cuando participó en Mad Max.  Luego estuvo en Lethal Weapon (Arma mortal), entre 1987 y 1993. También actuó en películas más serias como Ransom (El rescate), The Patriot (El patriota) y Braveheart (Corazón valiente), que le mereció los Premios de la Academia a la mejor película y el mejor director.

Pero su perfil cayó en picada hace 10 años cuando hizo comentarios antisemitas mientras era arrestado en una autopista en Malibú, California, bajo efectos del alcohol.

Mel Gibson luego se disculpó, pero fue sentenciado a libertad condicional y un tratamiento contra el alcoholismo.

Fue nominado como la tercera peor celebridad en 2006 en una encuesta de AP-AOL News, detrás de Britney Spears y Paris Hilton, quienes limpiaban, entonces, su imagen de chicas malas.

Más adelante, en 2011, no refutó un cargo menor de violencia doméstica presentado por su exnovia Oksana Grigorieva, por el cual recibió una sentencia de tres años de libertad condicional, terapia y dos días de servicio comunitario.

La denuncia surgió por unas grabaciones en audio de la pareja peleando y que salieron a la luz.

Hacksaw Ridge, la historia de un médico pacifista del ejército en la II  Guerra Mundial, es la primera cinta que Gibson ha dirigido desde Apocalypto, en 2006.

Dos años antes dirigió el controvertido éxito de taquilla, La pasión de Cristo. Grupos judíos expresaron su malestar por el tratamiento que Gibson daba a los israelitas (actualmente israelíes) en esa película.

Desde entonces su carrera tuvo altibajos. Durante la última década el australiano, de 61 años, actuó  en cuatro filmes, cuyos personajes pasaron casi inadvertidos.

Retorno con historias de héroes

El actor señaló que lleva más de siete años sobrio y se mantiene feliz con su novia, la guionista Rosalind Ross, de 26 años.

Andrew Garfield, quien fue nominado al Óscar al mejor actor por Hacksaw Ridge, refirió que Gibson ha cambiado. “Él vive un nuevo amanecer”, dijo el actor de Spider-Man.

Estas declaraciones, sumadas a las de sus eternos amigos Robert Downey Jr., Whoopi Goldberg, Kevin Costner, Danny Glover o Jodie Foster, quienes siempre salen en su defensa, lograron que Hollywood lo “perdone” y nuevamente juegue en las ‘grandes ligas’ del cine.

Prueba de ello fue la nominación al Óscar que acaba de recibir.

Hasta el último hombre se basa en la historia real de Desmond Doss, el primer objetor de conciencia condecorado con una Medalla de Honor de Estados Unidos.

Según Gibson, desde que conoció la hazaña de Doss quedó fascinado por su enorme sacrificio. “Arriesgó su vida de la manera más pura, desinteresada e incluso inconsciente para salvar la de sus hermanos”.

El ganador de dos premios Óscar solo tiene buenas palabras para describir a Desmond Doss. “Era un hombre singular. Muy pocas personas, por no decir nadie, podrían o ni siquiera repetirían sus acciones”.

Sin embargo, aseguró  que “Desmond siempre se había mostrado reticente a que su historia se llevara al cine. Él insiste en que los ‘héroes de verdad’ fueron los que lucharon en la guerra”.  Pese a ello, el actor y director produjo el proyecto.

“El panorama cinematográfico actual está plagado de historias de superhéroes de ficción, pero creo que ha llegado la hora de homenajear a un héroe de verdad”, agregó.

Aún así, Mel Gibson no aceptó a la primera ponerse a las órdenes del filme. El productor comentó que le envió el guion al actor en 2002, 2010 y 2014, pero siempre se negaba.

“Al principio quería hacer cosas de mi producción, pero al leer el libreto y conocer esta historia, no podía decir que no. Ahora me congratula saber que a las personas les ha gustado lo que hice. Creo que valió la pena”, dijo Gibson, quien ahora luce una espesa barba entrecana. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Twitter

Twitter

Banner