Gómez, agradecida con su donante

- 16 de Septiembre de 2017 - 00:00

Luego de la foto que la cantante Selena Gómez publicara en Instagram, en la que se encuentra en la cama de un hospital tomada de la mano de su mejor amiga Francia Raisa, quien le donó un riñón, la noticia copó el interés de la audiencia en redes sociales que viralizaron la imagen.

“Me enteré de que requería un trasplante de riñón debido a mi lupus y estaba recuperándome. Era lo que necesitaba para mejorar mi salud en general”, reveló la intérprete de ‘Bad Liar’ a los 126 millones de seguidores que tiene en la misma cuenta, donde también mostró la cicatriz en su abdomen.

Con esta noticia justificó la poca publicidad que realizaba su equipo de producción, además del bajo perfil que ella habría mantenido en redes sociales para promover sus canciones. De acuerdo a sus declaraciones, el lupus le fue diagnosticado en 2015, una enfermedad crónica del sistema inmunológico que ataca el tejido sano.

Desde entonces y de manera secreta, la artista recibió quimioterapia por un tiempo y hasta interrumpió una gira mundial por los efectos de este mal que incluye ansiedad, ataques de pánico y depresión.

Esta situación la abordó en una entrevista que dio esta semana a Business of Fashion, donde habló de la soledad, su fama y redes sociales.

“Tienes que saber quiénes son las personas que están en tu círculo. Tengo la sensación de que conozco a todo el mundo, pero no tengo amigos”. Confesó que las redes sociales habrían repercutido en su felicidad, sus amistades y su forma de vida.

De igual forma dijo estar agradecida y bendecida por el acto de Raisa.

“Me dio un gran regalo y el sacrificio de donarme su riñón”. (I)