Esteban acabó el sueño de Jay de ser actor

- 19 de Agosto de 2017 - 00:00

El youtuber Jay Colindres, popular en Latinoamérica por su participación en Caso cerrado, asegura que su personaje en aquel episodio lo encasilló. Disfruta de la atención mediática que goza.

¡Estúpida, mi pelo, idiota! esa fue la frase que popularizó a Esteban, el personaje que hizo el guatemalteco Jay Colindres cuando participó en uno de los episodios del programa Caso cerrado, que conduce Ana María Polo en Miami.

Un año después de ser retransmitido en Latinoamérica, este personaje se viralizó a través de los memes en las redes sociales y aquella frase le permitió a Jay tener la atención que hoy goza con miras a convertirse en un reconocido actor.

Por ahora es un youtuber recurrente por los latinos, especialmente por sus comentarios cargados de humor, ironía e irreverencia.

En Instagram cuenta con 145 mil seguidores, cantidad que supera en Facebook y en YouTube.

“La gente cree que eso fue actuado. De verdad me mojó esa estúpida el cabello y hasta dañó el micrófono que tuvieron que cambiármelo”, recuerda Jay, quien antes de llegar a ese espacio trabajaba en un puesto de burritos”, dice el guatemalteco.

Al terminar sus estudios secundarios, Jay no pudo aplicar para una universidad estadounidense por su estatus de ilegal en ese país, en donde vive desde los siete años. Lo mismo le sucedió a su hermano.

“Vivía en Boston y me mudé a Los Ángeles para ser actor. Me entrevisté con una señora que fue muy amable y al ver que no tenía experiencia me dijo que podría direccionar mi carrera en la televisión latina. Nunca me indicaron que era para Caso cerrado. Fue en el aeropuerto que me comunicaron de qué se trataba y me mostraron más o menos lo que tenía que hacer. No había un guion ni nada de eso. Solo tenías que hacer tu papel, según la historia. Como te salga y fue así como nació Esteban y sus ademanes. Realmente, era como ser yo mismo”, acotó. Pese a la popularidad, cree que su carrera en televisión terminó porque está encasillado en ese personaje. Por eso se dedica a promover sus cosas íntimas a través de las redes sociales. “Creo que si algo es para ti, será. A lo mejor todavía no es el momento”, señaló. Jay ahora ya es residente en Estados Unidos y en dos años sacará la ciudadanía. (I)