Domingo, 24 Septiembre 2017 00:00 Tele Mix

El estratega musical que se alzó con un premio en la OTI de 1985

El estratega musical que se alzó con un premio en la OTI de 1985
Foto: Lylibeth Coloma / El Telégrafo

Su tema ‘La Pinta, la Niña y la Santa María’ recibió uno de los galardones más importantes de la música. El reconocimiento se constituyó en un logro para el país, cuando Jesús Fichamba se trajo el segundo lugar desde España.

Redacción Séptimo Día

A este compositor guayaquileño, de 65 años, su afición por la música le llegó cuando tenía 5. Sus compañeros del jardín de infantes Pedro José Huerta le decían ‘Rockolita’ porque, ya sea en clases o en recreo, pasaba entonando alguna canción. Un día le dijo a su maestra,  Mechita Cuesta, que había creado una canción y la profesora le corrigió. “La compusiste Luis”. El tema era “La mosca bizca y el pato chino”, una cancioncita de la que Padilla no recuerda la letra pero que por el nombre asume que se trataba de un tema infantil.

Ese fue su debut con las canciones. De ahí en adelante han sido solo triunfos en su carrera musical, que sigue siendo tan exitosa como hace 32 años cuando alcanzó el máximo galardón para el país en la OTI. 

¿Cómo arranca su carrera profesional en la música?

Tengo mucha facilidad para escribir poemas y hacer canciones. Cuando estudiaba en el colegio Aguirre Abad conocí a Héctor Napolitano y a Otto Ferrer. Con ellos hacía música como hobby.

Años después viajé a un pueblo cercano de Boston. Ahí conocí a  otros jóvenes a quienes les compartí mi música. Entre ellos estaba una residente que me comentó que su hermano, Jimmy Maruri, era gerente de publicidad en una agencia y que él me podía emplear como creativo.

Me contrataron para hacer los libretos de las cuñas publicitarias. Ahí se dieron cuenta de mi talento.

Luego pasé a la revista Vistazo en donde fui redactor creativo. En esa empresa gané un premio que me llevó a Brasil en 1985.

Ahí me hice amigo de unos jóvenes brasileños. Una noche me pasé de copas y no salí al día siguiente a un tour. Desperté a las 13:00 y vi de lejos una embarcación que parecía una carabela. Recordé que la OTI se realizaría en España y que estábamos próximos a recordar los 500 años de la conquista española.

Ese mismo día inicié mi trabajo. “Soñé a un viejo marinero vendiendo quimeras”. Fue lo primero que compuse y me dije: si hago una canción con ese eje, tiene que cantarla un indio.

¿Cómo contactó a Jesús Fichamba para que cantara su tema?

Conocía a Fichamba, pero no era mi amigo. Con su mánager yo tenía amistad.

Cuando le dije a Pablo Salame que tenía un gran tema, él me comentó que ya Jesús Fichamba tenía una canción que estaba ensayando para presentarse en la OTI capítulo Ecuador. El tema se llamaba ‘Indio’, y para mí no tenía nada de especial. Pero al final mi canción se impuso y fue la que se presentó en la OTI nacional. Pero qué paradoja, la melodía no ganó y se impuso otra. Nosotros quedamos en segundo lugar.

Yo me resigné, al día siguiente un señor me llamó a contarme que la canción había ganado ya un festival en Sullana (Perú). Según las bases del certamen, no podía haber participado, mucho menos ganado. Eso se comprobó y mi canción subió al primer lugar.

¿No tuvo resistencia por la letra de la canción y porque la cantaría un indio?

Hubo una campaña de desprestigio al tema. Mucha gente no quería que le cantemos a los españoles. Otros se oponían porque consideraban que no era necesario que un indio la interprete.

Yo, en cambio, siempre pensé que el tema era muy estratégico  y que obedecía a un plan.

¿Y cómo fue la aceptación en el festival en España?

Fue todo un suceso. Cuando Fichamba cantó el tema, los periodistas quedaron fascinados. Lo entrevistaban en todos lados. Lo llevaron a cantar en el cuarto en donde durmió Cristóbal Colón.

Nos invitaron al archivo de Indias. A la canción la daban como ganadora del primer lugar. Los músicos de la orquesta, con mucho aplomo, la pedían para ensayarla. Mucho antes de la gala nos daban como ganadores. Pero el 19 de septiembre de 1985, 2 días antes de la premiación un terremoto azotó a México. Raúl Velasco -que estaba invitado- tuvo que regresar a a su país. Rocío Dúrcal le cantaba a los hermanos mexicanos y eso inclinó en algo la balanza.

Paloma San Basilio, en la ceremonia de premiación, lo dijo: no pueden existir 2 primeros lugares.

El primer lugar fue entregado a la mexicana Eugenia León.

Ella, al salir al escenario, a quien primero abrazó fue a nuestro cantante.

Al día siguiente diario El País, de España, tituló: Solo un terremoto venció a Fichamba.

Al final nos vinimos con el segundo lugar que lo compartimos con Argentina.

Fue un hito porque participaron 23 países incluidos Canadá y Portugal.

¿Se revalorizó como compositor luego de ese galardón?

Mi prestigio aumentó. Muchos artistas me llamaban porque querían grabar conmigo. Deseaban que yo les haga canciones para participar en festivales. Pero yo soy muy profesional. No les doy mis canciones a cualquier cantante.

La OTI me abrió muchas puertas, creé una obra musical para el Municipio de Guayaquil en la Alcaldía de León Febres Cordero que le gustó mucho a la ciudadanía. El alcalde me pidió que componga una melodía para la ciudad. Ahí compuse Guayaquil vive por ti y Soy Juan Pueblo. Ambos temas los cantan los estudiantes en escuelas y colegios. Con el alcalde Jaime Nebot seguimos trabajando en festivales y desfiles. Todo con un amor profundo que siento por mi ciudad.

 ¿Siempre contó con el apoyo de sus padres?

Mi mamá, Olga Guevara de Padilla, siempre estuvo atenta a todo lo que hacía. Ella le daba el visto bueno a mis canciones. Incluso me acompañó al festival de España. Ella también escribía poemas.

Mi padre era incrédulo. Pensaba que sería bohemio. Pero al final se dio cuenta de que pude vivir de la música. Que logré ganar prestigio.

Ahora estoy dedicado a organizar desfiles de carros alegóricos y náuticos.

Yo me debo a mi público, a mi país y a mi ciudad. (I)

Datos

La canción creada en un viaje

A Padilla Guevara le llega la inspiración en cualquier sitio. Su clásico tema ‘Estrellita solitaria’ lo escribió a las 2 de la mañana cuando viaja en un bus de  Transportes Ecuador con rumbo a Quito. “Vi un cielo lleno de estrellas y eso fue suficiente”.

Aniversario de su tema ícono

El 21 de septiembre, ‘La Pinta, la Niña y la Santa María’ cumplió 32 años de haber ganado el segundo lugar en el concurso OTI de la canción. Se la compuso pensando en los 500 años de la conquista española. “La pieza musical tenía que ser cantada por un indio, porque el certamen se lo realizó en Sevilla-España. Eso fue una estrategia”.

ENLACE CORTO

Twitter

Twitter

Banner

 

Últimas noticias

Últimas noticias