Miércoles, 02 Noviembre 2016 00:00 Tele Mix

'Doctor Strange' llega al cine 53 años después de su debut en cómics

'Doctor Strange' llega al cine 53 años después de su debut en cómics
Foto: Internet

Scott Derrickson dirige el filme del personaje creado por Stan Lee y Steve Ditko. Se estrenó ayer en Ecuador. En 1978 hubo otra película, pero fue televisiva.

Redacción Telemix

El universo cinematográfico de Marvel se amplía con su decimocuarta película. Su  nuevo estreno es Doctor Strange, que ayer se estrenó en Ecuador y que dirige el californiano Scott Derrickson.

Este personaje debuta en la pantalla grande, aunque tuvo un antecedente fímico en 1978 para la televisión. La carrera del director Derrickson al frente de un rodaje comenzó de mala manera con la adaptación de The Hellbound Heart, novela escrita por el británico Clive Baker que tuvo malas críticas, pero que se convirtió en una película de culto para ciertos amantes del terror y el estilo sangriento.

Tuvieron que pasar 10 años para su siguiente proyecto, The Exorcism of Emily Rose (2005), que mezcla el horror de tintes sobrenaturales con un drama judicial. Luego se atrevió con el remake de un clásico de la ciencia ficción, dirigido por Robert Wise, The day the Earth stood still (2008).

Seis años después regresó con Deliver Us from Evil, su segunda contribución sobre posesiones demoníacas y que tuvo críticas alentadoras, las primeras en su carrera.

Derrickson ha dejado claro que le gustan las narraciones de carácter fantástico y que proceden de universos con reglas imaginarias que desafían lo real, aspectos que se volvieron atractivos para que Marvel lo invitara a dirigir esta película.

Doctor Strange, no solo en la configuración de los entornos fabulosos, sino también porque constituyen buena parte de la esencia en la evolución como personaje del protagonista, el arrogante neurocirujano Stephen Strange, que descubre con gran asombro que existe algo más allá de sus propias narices en varios aspectos.

Doctor Strange no es el típico superhéroe de Marvel Comics. Su diferencia con mayoría de enmascarados con capa y cruzados de la casa es que él es un mago.

Apareció por primera vez en la serie Strange Tales #110, en julio de 1963, y se convirtió en un personaje tan popular que esta colección tomó en 1968 como nuevo título Doctor Strange. El mago es clave en la alineación de personajes de Marvel.

Existen magos en los cómics: Dr. Destino, Zatara y Mandrake que fueron tan populares -incluso el último tendría su propio serial-, pero lo que lo hace diferente al héroe Marvel es que no es un humano normal, sino un superhéroe esotérico. Lo que proporcionaba al cómic la posibilidad de presentar raros estados de la mente, planos astrales o fuerzas elementales. Lo que hizo a la colección elemento de culto en la década de 1970 fue la explosión de colorido del, muy frecuentemente psicodélico, arte de Steve Ditko.

En el 90, el fallecido Wes Craven se interesó en el personaje, pero hasta que el cine de superhéroes no explotó no hubo un debate serio sobre su adaptación.

Aparte de sus apariciones en series de dibujos, su única adaptación animada oficial disponible es Doctor Extraño: El Hechicero Supremo en 2007.

La primera película de Dr. Strange fue un piloto para una fallida serie que finalmente quedó como un filme. El personaje principal del metraje estaba entre los derechos que vendió Marvel Comics para ser desarrollados en televisión durante los 70 como Spiderman, El increíble Hulk, protagonizado por Bill Bixby, y dos pilotos de Capitán América que nunca fueron más allá ante la falta de interés del público, debido a que Hollywood estaba copado de historias sobre espionaje y dramas sociales.

Treinta y ocho años después de la película, protagonizada por Peter Hooten al mando de Philip DeGuere y nueve de la animación estelarizada por Bryce Johnson, el filme se estrenará mañana en Estados Unidos. Es la primera película oficial de este personaje caracterizado por el británico Benedict Cumberbatch y narra la historia de Stephen Vincent Strange, un neurocirujano egocéntrico y codicioso que tras un accidente automovilístico no puede desempeñar su profesión por una lesión en las manos.

Esto lo hace buscar respuestas en diversas partes y emprender un viaje al Himalaya para experimentar con tratamientos alternativos. Ahí conoce a El anciano (Tilda Swinton), quien le enseñará que el mundo que él cree que tiene enfrente es una realidad relativa, pues hay otras dimensiones. En el entrenamiento, Strange descubrirá sus poderes síquicos, como la telepatía, la proyección astral o la teletransportación, que utilizará para combatir el mal.

Cuando el filme se gestó formalmente hace seis años, se barajaron distintos nombres en el guion, la dirección y la actuación. En la mira estaba el actor Tom Hardy, a quien no le agradó la idea porque “detesta trabajar en historias demasiados fantasiosas que no tienen un contenido claro”. Marvel pensó en Joaquín Phoenix, Jared Leto, Ryan Gosling y Cumberbatch. Inicialmente este último declinó la oferta por sus compromisos, pero al final todo se acomodó para que Marvel y los Estudios Disney lo eligieran.

Ya confirmado Cumberbatch se sumaron Tilda Swinton, Chiwetel Ejiofor, Rachel McAdams, Benedict Wong, Michael Stuhlbarg y Mads Mikkelsen, quien encarna a Kaecilius, el antagonista. (I)

ENLACE CORTO

Twitter

Twitter

Banner