Viernes, 23 Septiembre 2016 00:00 Tele Mix

Delfín, el provocador que navega a contracorriente

Delfín Quishpe inició su carrera en 1995. Estuvo en las bandas Revelación y Jatun Ayllu. Otras canciones son ‘Mandarina Runa’, ‘Mis sentimientos’ y En tus tierras bailaré’.
Delfín Quishpe inició su carrera en 1995. Estuvo en las bandas Revelación y Jatun Ayllu. Otras canciones son ‘Mandarina Runa’, ‘Mis sentimientos’ y En tus tierras bailaré’. Foto: Carina Acosta / El Telégrafo

El cantante, quien toca 6 instrumentos y nació hace 38 años en Guamote, se describe como un artista del pueblo.

Redacción Telemix

Pocos saben que la canción ‘Torres Gemelas’ no siempre se llamó así. Cuenta Delfín Quishpe Apugllón, su autor, que surgió en 2001, meses antes de que ocurriera el atentado terrorista en Nueva York con el nombre de ‘Cuando me voy a Guayaquil’.

El cantante nacido el 28 de diciembre de 1978 en la comuna de San Antonio, Guamote, provincia de Chimborazo, reconoce que aprovechó la tragedia para darle un giro a ‘Cuando me voy a Guayaquil’ y optó por relatar la historia de una novia ficticia que muere en el atentado contra los edificios del World Trade Center.

Quishpe, quien tiene 2 hijos llamados Álex, de 12 años, y Luis, de 14, recurrió a su amigo camarógrafo Rubén Yungán para las tomas en las que él aparece. Luego las montó sobre las escenas reales del desastre.

Cuenta que invirtió $ 1.500 en el video que, desde diciembre de 2006, ha registrado  14’553.993 de visualizaciones en YouTube.

Aquel clip causó controversia porque existen internautas que lo consideran ridículo, especialmente porque usa un traje parecido al de los artistas de música regional mexicana, con chaqueta, sombrero y botas vaqueras.

A eso se añade un bailecito en el que Quishpe sube y baja los hombros, en escenas con efectos especiales parecidos a los que utilizaba el comediante Roberto Gómez Bolaños ‘Chespirito’ en la década de los setenta.

La publicista Ximena Ferro dice que Quishpe no se propuso convertirse en un estratega de mercado y que ‘Torres Gemelas’ lo alertó para saber cuándo exactamente llamar la atención.

Carlos ‘Pupi’ Velasco, productor musical, explica que Quishpe posicionó su marca.

“Muchos cantantes ecuatorianos ya quisieran tener algo parecido, ese alcance o ruido. Todo artista que presente algo nuevo, siempre encontrará algún tipo de reacción, por lo que debe “arriesgarse a exponer algo distinto, a apostar por su proyecto y, por supuesto, defenderlo”.

Ferro considera que Quishpe tiene olfato mercantil porque aprovecha las coyunturas para llamar la atención. Un ejemplo es la versión en folclore andino con pop electrónico de ‘Cuando pase el temblor’, original del grupo Soda Stereo.

Gustavo Cerati, líder de Soda Stereo, falleció el 4 de septiembre de 2014 y Quishpe presentó la canción una semana después de que los fans recordaran el segundo aniversario luctuoso.

No obstante, Delfín, quien toca el rondador, la quena, la flauta, el charango, la guitarra y el piano, relata que su versión de ‘Cuando pase el temblor’ nació luego del terremoto en Ecuador. El artista, quien es el cuarto y último hijo del comerciante Anselmo Quishpe y Mercedes Apugllón, visitaba Estados Unidos aquel 16 de abril de 2016. “Me enteré del terremoto mientras estaba en un camerino antes de cantar. Siempre fui admirador de Soda Stereo y asocié la tragedia para crear mi versión. Se la propuse a un productor en Estados Unidos, pero no aceptó porque, según él, no iba a pegar. No obstante, al regresar accedió a producirla un mes después”, narra Delfín.

Quishpe tiene defensores y detractores. “Siento vergüenza ajena. Lo que hace este hombre es el ridículo”, publicó el usuario de Facebook Andrés Estrada, en un foro que planteó Daniel Sais, extecladista de Soda, sobre la versión de ‘Cuando pase el temblor’ que hizo el ecuatoriano.

Sobre el video de ‘Torres gemelas’, el youtuber César Ávila comentó: “Esto es tan malo que termina siendo bueno”.

A Quishpe no le molestan las críticas. “Soy un artista del pueblo, puedo presentarme ante 200 personas o miles, lo importante es que la gente disfrute”, afirma.

Delfín, quien no siempre luce su atuendo de vaquero. Pasa inadvertido por la calle con camiseta y un calentador. Su look es solo para los escenarios.

Cuenta que tiene 50 trajes confeccionados en Guamote por Bolívar Shagñay y que le gusta más el blanco que usa en los videos.

Ariruma Kowii, poeta kichwa y académico de la Universidad Andina Simón Bolívar (UASB), cree que artistas como Delfín Quishpe surgen de la necesidad de expresión de las comunidades, con la fusión de ritmos andinos y contemporáneos, pero que mantienen su identidad. “Él reivindica su origen; además, visibiliza su esfuerzo porque irrumpe en el escenario local e internacional”.

Quishpe anuncia que alista para el próximo año la grabación de una versión de ‘Bienvenido a Tijuana’, del francés Manu Chao, pero esa será otra historia. (I)

---------------------

Sais: "Delfín es más rockero que el mismo rock"

El productor musical argentino Daniel Sais, que reside hace 14 años en Ecuador, dice que el trabajo musical de Delfín Quishpe es respetable y lo define más bien como un performer.  Es decir, alguien que va a un escenario  y ejecuta un acto que sorprende a la gente.   

“Mi primera percepción es que me divierte. Y es lo que él quiere hacer.  Es un artista del entretenimiento, una labor loable y necesaria. El mundo sería aburrido si no fuera así”.

Sais, quien fue tecladista de Soda Stereo entre 1987-1989, afirma que esta versión del tema ‘Cuando pase el temblor’ no le falta el respeto a la original. “El armado y sonido están bien. Su voz, con los efectos de autotune cuadran. La persona que lo hizo sabe cómo usarlo”.

“Delfín Quishpe será recordado mucho más en el imaginario que los artistas actuales que hacen la típica canción con la letra y el ritmo que les gusta a todos.

Delfín no, él va en contra, porque no le importan las críticas. Y eso es lo  maravilloso, la contracultura tiene que existir, de los performers que hagan lo ‘incorrecto’”.

Añade que en Ecuador hay pocos artistas que se atreven a eso,  y puso de ejemplo a Luis Rueda. “Delfín es más rockero que el rock. Porque el rock es una filosofía que no es complaciente”. De ese modo, Sais concluye que Delfín Quishpe es un fenómeno mediático, con una propuesta divertida y que tiene todo el derecho de hacerlo. (I)

ENLACE CORTO

Twitter

Twitter

Banner