Cuenca vivirá el rock y la adrenalina de Cabaré

- 14 de octubre de 2017 - 00:00
Foto: cortesía

El recital incluirá parte del repertorio de sus álbumes Cabaré clausurado, Son cosas que pasan y varios covers.

Se han dedicado a pulir sus sonidos y a experimentar nuevos géneros para adornar sus melodías rockeras. No se han sentido intimidados por el empoderamiento del hip hop en Ecuador, al contrario, se han enfocado en la composición y en conciertos   públicos para no perder el contacto con sus seguidores.

Cabaré quiere retomar con fuerza sus presentaciones, esta vez, con un giro importante en su carrera: promover sus sencillos ‘Dulce danza con Lilith’ y ‘Hombre muerto a puntapiés’, recorrer Ecuador y grabar su tercer material discográfico.

En Cuenca, hoy, la banda tocará en Prohibido Centro Cultural, a las 15:00, en el sector El Vado, ubicado en la calle Condamine. Compartirá escenario con el grupo de Apolo Gavilán.

Promoción local e internacional

Miguel Ochoa, director y productor de la banda, detalla que este concierto tendrá un repertorio que incluirá canciones de su primer disco Cabaré clausurado (2009), sencillos del segundo álbum Son cosas que pasan (2012), sin dejar de lado los covers de rock clásico.

“Tenemos un estándar de batería, bajo, guitarra, percusión latina y voz , en base a eso vamos a hacer un set de rock convencional”, asegura Ochoa, quien como el guitarrista de la banda, y junto a la voz de Mayckol Ureta fundaron el grupo en 2008.

En la actualidad la alineación cuenta con nuevos integrantes como Glen Aroca en el bajo, Henry del Valle en la batería, Harry Rojas en la percusión y Xavier Calle en el teclado.

Manabí y Guayas son los lugares donde han promovido sus temas este año. Más las plataformas digitales donde hace un par de años están apostando para llegar a otros mercados. Itunes, Spotify y otros sitios de compra musical exhiben las melodías al igual que sus cuentas de redes y el sitio www.cabarebanda.com.

Nuevos sonidos

La especialidad de Ochoa en la ingeniería de sonido más el esfuerzo de la banda por cumplir con las expectativas de su público, es lo que ha llevado al grupo más allá de lo que se propuso al inicio.

Así lo considera Mayckol Ureta, barítono de este sello musical. “Hemos mejorado mucho el sonido desde que empezamos, hemos tratado de dar un show en escena que llene las expectativas de la gente”.

Para quienes no han escuchado ‘Danza con Lilith’, explica que la crearon con instrumentos poco convencionales, implementando el theremín (también llamado eterófono, de sonidos electrónicos) y un ritmo trival,  marcado y bastante hipnótico en la batería, conjugado con los delays de la guitarra eléctrica (efectos de sonido).

Este tema estrenado en 2012  sigue siendo el mimado y lo promueven con ahínco desde entonces. Se basa en la leyenda bíblica de Lilith, un espíritu maligno que, supuestamente, prometió no dejar a los hombres ser felices, acosándolos y seduciéndolos en las noches para inducirlos a la infidelidad.

“El video, que está subido en nuestro canal de YouTube, trata de un hombre que es acosado por un espíritu para caer en la tentación y depende de él, caer o no. Creo que al final todos podemos ser lo suficientemente fuertes para decirle no a un espíritu”, sugiere Ureta.

El clip cuenta con la actriz y cosplayer Delia González, quien se sometió a la técnica del body painting para dar vida a la seductora Lilith.

‘Hombre muerto a puntapies’, compuesto por Ochoa, lleva una denuncia sobre la xenofobia que vale seguir replicando. “Habla de un inmigrante asesinado en tierras lejanas, directamente a puntapiés, el nombre del tema lo toma del cuento de Pablo Palacio, escritor ecuatoriano, pero Miguel lo adapta a esta historia”, manifiesta Ureta sobre este sencillo que cantarán en Cuenca. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: