A la luz de los hechos se inspiró en los casinos

- 26 de septiembre de 2017 - 00:00
Julia Silva (izq) y Claudia Roggiero llevan el ritmo de la producción a través de historias y situaciones.
Foto: Carina Acosta / El Telegrafo

Martha Ormaza reestrena su obra con la participación de Julia Silva y Claudia Roggiero, en la Casa Humboldt.

El argumento está basado en la historia de 2 hermanas: Lucía, ciega de nacimiento; y Ana María, una clarividente. Ambas comerciantes y con una estrecha relación. Agobiadas por problemas económicos, un día Ana María tiene la idea de ir a un casino con Lucía para ganar dinero. No estarán solas. Eugenio, un  amigo misterioso de ambas, las ayudará como parte del plan. Sin embargo, ninguno de ellos imagina las consecuencias.

 Esa es la trama de la obra teatral A la luz de los hechos, original de la directora y actriz Martha Ormaza. La producción se reestrenó, y tendrá funciones hasta el 30 de septiembre en la Asociación Humboldt, centro norte de Quito.

La inspiración para Ormaza vino de una coyuntura política. “Se me ocurrió cuando se discutía la legalidad de los casinos en el país, y cuando  los eliminaron, la escribí”, recordó la actriz.

No es que Ormaza visitaba mucho los casinos en ese tiempo, pero sí rememoró algunas historias sobre la gente que sí tenía esa costumbre. “Eso fue hace casi 10 años, y también quise reflejar la relación de 2 hermanas, y de cómo ellas recuerdan a sus familiares, es algo con lo que nos identificamos”.

Ormaza describe su obra como un thriller criollo, el cual a través de sus personajes irá revelando muchas situaciones.

Actrices

La obra cuenta con el talento de las actrices quiteñas Julia Silva (Ana María), y Claudia Roggiero (Lucía), para quienes es la primera vez que comparten escenario en un proyecto teatral juntas. 

Para Claudia representa un desafío interpretar a una ciega. “Tuve que vendarme los ojos y caminar así  en la casa para la preparación del personaje, pero terminé con golpes en el cuerpo”, narró entre risas. 

Roggiero, quien tiene 9 años en el teatro, y también es parvularia, destaca que su personaje se enmarca en el movimiento corporal. “Lucía es espiritual, yo no mucho, con ella he aprendido a conocerme más”.

Su vocación surgió cuando en 2009 encontró a un grupo teatral de ‘clowns’ (payasos), llamado Absurduz, y a partir de ahí comenzó su carrera, ya sea con presentaciones, visitando hospitales con los clowns, y también con talleres en el laboratorio del Teatro Malayerba.

En 2014 viajó a Argentina para estudiar teatro. “Me formé con la metodología de Jacques Lecoq”. Y al regresar estuvo trabajando entre su profesión de parvularia, y  la actuación. “Era muy cansado, casi como una doble vida, pero ahora ya estoy solo en la actuación”.

En cambio, para Julia Silva, quien encarna a la clarividente Ana María, su personaje tiene muchas cosas similares con su personalidad. “Me gusta porque tiene algo esotérico y también perceptivo”.

Tanto así, que cuando la actriz comenzó a preparar su papel hace varios meses, en una cafetería, y de manera inesperada, un chico se le acercó, y le dijo: “¿Tú eres vidente, no?”, recordó asombrada.

Julia admite que desde que leyó la obra le enganchó, por el ritmo que tiene, los diálogos y los giros que aborda el relato.

La intérprete se dio a conocer en la película Alegría de una vez (2002), del director Mateo Herrera, cuando ella era adolescente.

A partir de ahí se le abrieron muchas puertas en algunos proyectos, hasta que viajó a Argentina, donde estudió en la Universidad Nacional de Córdoba.

“Me formé en teatro y cine, en total estuve casi 10 años allá, recién volví hace tres”.

Desde que regresó a Ecuador, se  ha involucrado en producciones locales. Silva, quien es productora y gestora cultural, también ha dirigido dos cortometrajes Amelia y Crisálida.  

La relación entre los personajes de las hermanas de Ana María y Lucía es lo que marca el ritmo de A la luz de los hechos, al igual que el vestuario que usan, sus diálogos, y el escenario lúgubre que podría ser en cualquier ciudad del mundo.  

Entre ambas traerán a su memoria algunas confidencias de su familia, así como alguna que otra anécdota íntima que sorprenderá de manera inesperada al espectador. 

A la luz de los hechos tiene el sello creativo de Martha Ormaza, quien también es conocida como actriz teatral, y posee más de diez piezas en total de su autoría.

“Es una obra que renace, una tragicomedia, con muchos giros y suspenso”. (I)  

Datos

A la luz de los hechos debutó en diciembre de 2016. Martha Ormaza la escribió hace 9 años, y estuvo guardada un tiempo hasta que decidió presentarla al público.

La música es de Jorge Palacios. La dirección de arte, fotografía e iluminación la realiza Paloma Pierini. El vestuario lo confeccionaron Marta Forero y María Cecilia Magaña. Y el diseño es de Alegría Campuzano.

Las funciones de la obra son los jueves y viernes desde las 20:00. Y los sábados a las 18:00, en la sala teatral de la Asociación Humboldt, ubicada en Vancouver y Polonia, centro norte de Quito.

Martha Ormaza tiene una trayectoria de más de 25 años en las artes escénicas. Es conocida mayormente en las tablas por su personaje de Encarna, en el universo teatral de ‘Las Marujitas’. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: