10,2 millones de espectadores vieron último capítulo de GOT

- 29 de Agosto de 2017 - 00:00
El personaje de la reina Cersei (Lena Headey), junto con el caballero Jaime Lannister (Nikolaj Coster-Waldau).
Foto: hbo.com

El final de la séptima temporada del programa de HBO fue el más visto que los anteriores episodios del seriado.

Luego de la emisión en la noche del domingo del último capítulo titulado El dragón y el lobo, de la séptima temporada de la serie Juego de Tronos (GOT) por la cadena HB0, sus seguidores tendrán que esperar para el próximo año o inicios de 2019 para su desenlace. 

El dragón y el lobo fue el más redondo e intenso de los episodios, y también el más largos (80 minutos de duración). Así, ahora  solo faltarán seis de la octava y última temporada de esta importante megaproducción en la que se descubrirá qué o quién ocupará el Trono de Hierro.

Con 10,2 millones de espectadores, este capítulo superó por apenas cien mil televidentes los datos conseguidos por Rocadragón, el primer episodio de esta séptima temporada que contaba con la ventaja de que los fans estaban ansiosos por ver algo nuevo de Juego de Tronos tras estar más de un año esperando.

Las reacciones de los seguidores de la serie en el mundo, a través de  sus cuentas de Twitter no se hicieron esperar, con frases, memes o gifs, expresando sus sorpresas.

“Que alguien me diga que no hay que esperar hasta 2019...”, escribió Federico Druetta.

En cambio, Katherin Sibaja, una fan de Costa Rica, publicó:  “Ese final de temporada fue épico, la mejor escena: Bran y Sam descubriendo que Jon es el heredero legítimo”.

Otros internautas celebraban que el personaje de Petyr ‘Little finger’ Baelish es degollado por Arya.  

Los guionistas anunciaron que en octubre próximo se sentarán a armar lo que será la última temporada del seriado que será estrenado en 2019, así como los cuatro spinn off que tendrá la historia original de la cadena HBO.

Ahora el debate entre los críticos y fanáticos se concentrará en deducir quién ocuparía el Trono de Hierro en la ficción, aunque en el mundo de westeros (poniente) no existe en la realidad, sus orígenes no son imaginarios, pues su creador Martin manifestó alguna vez que se basó en parte en la historia de la Gran Bretaña medieval, algo “perfectamente comprobable”. (I)