Miércoles, 20 Septiembre 2017 00:00 Justicia

$ 7 millones se invierten en Manta para reducir los accidentes de tránsito

Fotorradar ubicado en la vía Manta-San Mateo, a la altura de la urbanización Manta Beach.
Fotorradar ubicado en la vía Manta-San Mateo, a la altura de la urbanización Manta Beach. Foto: Leiberg Santos / El Telégrafo

El objetivo es frenar la velocidad a la que conducen ciertos choferes en el puerto manabita. Según la DMT, en lo que va de 2017, se registraron 312 percances que dejaron 185 lesionados y 14 muertos.

Redacción Justicia

Desde mediados de noviembre del presente año, los conductores de automotores en Manta tienen que moderar los niveles de velocidad mientras se movilizan por las vías de descongestionamiento del cantón. La Dirección Municipal de Tránsito (DMT) de  Manta,  a partir del  15 de  noviembre, pondrá en funcionamiento el proyecto de fotorradares, cuyo objetivo principal es reducir los altos niveles de accidentes que se registran en el cantón.

José Ponce, director de Tránsito en esta ciudad, comentó que al momento se trabaja en la instalación de 6  fotorradares en el anillo vial del puerto manabita, que está conformado por 6 arterias.

Es un proyecto que se desarrolla con la participación de la empresa Transide, que invierte $ 7 millones, asegura el funcionario.

Los aparatos se instalan en la ruta a San Mateo, a la altura del coliseo Tohallí, en la Avenida de la Cultura, vía a Puerto-Aeropuerto, vía de Circunvalación, Interbarrial y sector de Umiña, zona residencial del suroeste de Manta.

Hasta el 30 de septiembre, técnicos de Transide trabajarán en la colocación de los dispositivos. Entre octubre y los primeros días de noviembre se realizarán las pruebas y la socialización del proyecto.

“Los conductores que rebasen los límites de velocidad, 70 kilómetros (km/h) para livianos, y 60 km/h para pesados (parámetros en estudio), en las zonas donde estén ubicados los fotorradares, serán comunicados, a través de sus correos electrónicos y de mensajes de texto a los celulares, sobre las contravenciones”, comentó Ponce.

Las pruebas serán hasta el 14 de noviembre. De ahí en adelante entra en funcionamiento el sistema de fotomultas. La idea es frenar el impulso que tienen los 45.000 conductores que circulan en Manta.

“Muchos de ellos manejan sus automotores a más de 110 km por hora en las zonas urbanas”, indica Ponce. Quienes se movilizan a diario por la vía a San Mateo, suroeste del cantón, tienen opiniones divididas sobre la instalación de fotorradares.

Marco Ponce, un comerciante de pescado que habita en la parroquia Santa Marianita, cree que estos equipos deberían estar ubicados en sitios visibles. “Esto me suena como a complot, los he visto y las pantallas no son muy visibles”.

Gustavo Delgado Zambrano, otro conductor, asegura que en una vía rápida como la Puerto-Aeropuerto son  necesarios los radares, pero si están montando fotorradares deben comunicar a la población, poner señalización adecuada para que los conductores se informen.

Hay que recordar que Manta es una ciudad turística, existe una población flotante numerosa que llega a la ciudad todos los días y no tiene idea sobre las normas de velocidad en vías de la urbe.

El chofer de volquetas Darwin Vera está de acuerdo con la instalación de estas cámaras para frenar a quienes conducen rápido.

“Los conductores no deben pensar que con estos aparatos se les quiera meter la mano al bolsillo, pues las multas son las que estipula la ley”, destacó Florencio Ruiz, jefe de Operaciones de la Agencia Municipal de Tránsito (AMT).

“Aquí lo que buscamos es disminuir los accidentes, lesionados y muertes  a causa de no querer reducir la velocidad de los vehículos”.

El secretario general de la Asociación de Transportistas Pesados de Manabí, Benito Barcia, cree que los fotorradares forman parte de las herramientas para que los conductores hagan de sus automotores medios de movilización y no objetos para dar rienda suelta a la velocidad desenfrenada.

El dirigente recomienda que se afinen los detalles tecnológicos del proyecto. (I)

Datos

Las multas serían las que estipula la ley.

Sanción  de un salario básico, privación de la libertad de 3 días y la reducción de 10 puntos a la licencia. Artículo 386 de la Ley de Tránsito.

Según la DMT, entre enero y agosto de 2017 se registraron 312 accidentes, que dejaron 185 lesionados y 14 muertos.

En 2016 fueron 312 accidentes, 167 lesionados y 14 fallecidos.

En 2015 fueron 400 accidentes, 334 lesionados y 18 víctimas mortales.

Los $ 7 millones que cuesta el proyecto los asume Transide. Ellos recuperarán la inversión con el cobro de las multas. Además se equipará a los agentes de tránsito con computadoras de mano y otros elementos tecnológicos que les permitirán realizar su trabajo con agilidad y, además, reportar las infracciones en tiempo real.

Al mismo tiempo esa información llegará  hacia los choferes que hayan rebasado los límites de velocidad y, por consiguiente, sean multados por la infracción.

En la actualidad la AMT cuenta con 128 agentes de tránsito; para noviembre se sumarán 50 efectivos. El objetivo es llegar a cubrir la mayoría de vías de la ciudad, a   fin de realizar los controles con la nueva modalidad de sanción en el tema de las fotomultas.

Los conductores podrán observar las señales de tránsito que serán ubicadas en varios sitios de las vías. La señalética informativa para identificar a los fotorradares será colocada a 500 metros de distancia, antes de llegar al sitio del radar. Las señales son verticales y están sobre las veredas e incluso en el bordillo de la ciclovía. (I)

ENLACE CORTO