Un policía aceptó su participación en el asesinato de una mujer

- 06 de Septiembre de 2017 - 00:00

Flor Magdalena Freire Ojeda fue vista por última vez la tarde del 1 de septiembre en su oficina, situada en las calles Bernardo Darquea y Juan León Mera, en el cantón Quero, Tungurahua. Un testigo comentó que un hombre alto y de tez trigueña la acompañaba.

La mujer, de 28 años, no regresó a su casa aquel viernes y sus familiares denunciaron la desaparición a la mañana siguiente.

Ese día los parientes de la joven recibieron una llamada por parte de un agente que se identificó con el apellido Zambrano, quien les informó que el vehículo de Flor estaba abandonado cerca del mercado mayorista de Latacunga, a más de 60 kilómetros de distancia.

De acuerdo con información de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida y Muertes Violentas (Dinased), la llamada se realizó desde el celular de otro uniformado que al ser interrogado manifestó que un cabo de la institución le avisó del vehículo y le pidió que notificara la novedad a la Policía.

Este último fue identificado como Édison Javier B.T., quien mantuvo una relación sentimental con la víctima. El ciudadano confesó ante la fiscal de turno que pagó a 2 personas para que lanzaran el cuerpo en el río Chisulchi. Los investigadores de la Dinased y personal del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) acudieron al sitio y ahí, sobre un montículo de tierra, encontraron el cuerpo de Flor.

La víctima tenía huellas de antropofagia. La autopsia determinó que la causa de muerte fue asfixia.

El pasado viernes, César Navas, ministro del Interior, informó que se trabajará con la Policía para evitar la violencia de género también en sus hogares.

Entre las medidas anunciadas constan la presentación de obras de teatro, capacitaciones e instalación de botones de auxilio en las viviendas donde se identifiquen riesgos.

El lunes, en cambio, durante el reporte de resultados de los últimos 15 días, precisó que desde enero hasta inicios de septiembre de 2017 se reportaron 80 femicidios y que el 70% de los autores fue aprehendido. “Hay 15 boletas de detención y 9 casos están en investigación”.

Navas manifestó que por ese número de casos no resueltos se asignará un equipo especial dentro de la Dinased para que se dedique 100% a los casos de femicidios.

“Tenemos que trabajar mucho en prevención y en el ámbito social, pero en lo que nos compete como Policía pondremos todos los esfuerzos para que haya cero impunidad”.

Navas destacó que en comparación con 2016, las muertes de mujeres se incrementaron; sin embargo, indicó que comparando períodos de 15 días en los últimos 2 meses hay   tendencia a la baja.

Resaltó que de la lista de los 10 ‘más buscados’ por femicidios, creada en julio de este año, 8 ya fueron detenidos.

“La lista se va renovando periódicamente y vamos a incorporar casos que tengan mayor vigencia”.

Lucy Blacio, viceministra de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, realiza el seguimiento a los casos de femicidios que se presentan en el país, con el fin de acompañar y asesorar legalmente a los familiares y así evitar que estos delitos queden sin sanción.

Resaltó que se cuenta con el apoyo de centros de atención y casas de acogida para respaldar a las víctimas de violencia de género. (I)