Procuraduría esperará asignación de monto

Tribunal rechazó petición de Perenco a reclamo ambiental

- 24 de Agosto de 2017 - 00:00

El tribunal arbitral a cargo del caso Perenco rechazó la petición de la empresa petrolera de dar por terminado el reclamo ambiental propuesto por Ecuador, así como de ordenar al Estado el pago de los costos del arbitraje y los gastos generados.

Según un comunicado de la Procuraduría General del Estado, la notificación se efectuó el pasado 18 de agosto; para fundamentar el pedido la empresa Perenco invocó el laudo final del caso Burlington, en el que otro tribunal ordenó a la compañía pagar al Estado $ 41’776.492,80 por la contaminación ambiental en los bloques 7 y 21 de la Amazonía, además de los daños ocasionados por la operación de bajo costo que compartió con Perenco.

También argumentó que la decisión del tribunal del caso Burlington tiene efecto de cosa juzgada e incluía cualquier reclamo por daño ambiental en los bloques operados por el consorcio, por esa razón no se debía fijar una indemnización adicional por daño ambiental.

El Tribunal Arbitral, integrado por Peter Tomka (Presidente), Neil Kaplan y J. Christopher Thomas, acogió los argumentos de Ecuador de que la petición era inadmisible, al haber ya emitido su decisión provisional sobre el reclamo ambiental, además que de Perenco no objetó la competencia del Tribunal al inicio del arbitraje.   

Además, el tribunal consideró que no existe la posibilidad de alegar cosa juzgada por Perenco, en virtud de la petición de anulación del laudo arbitral del caso Burlington por parte de Ecuador, lo que impide que se pueda rechazar el reclamo ambiental.        

La decisión del Tribunal tiene como fundamento su conclusión del 11 de agosto de 2015, cuando a través de una decisión provisional declaró su convicción de la existencia de contaminación en los bloques 7 y 21.

El procurador, Diego García, señaló que la aceptación de existencia de contaminación reafirma la posición de Ecuador, y se espera que el Tribunal del caso Perenco asigne un adecuado monto para la reparación ambiental en la Amazonía. (I)