Miércoles, 06 Septiembre 2017 00:00 Justicia

Gustavo M. quiere ser parte de acuerdo de cooperación eficaz con la fiscalía

Testigo pide declarar en caso Odebrecht

Redacción Política

Gustavo M. quiere cooperar con la Fiscalía para desenredar la red de presunta corrupción que articuló Odebrecht en Ecuador y por la cual es indagado el vicepresidente, Jorge Glas.

Ayer, su abogado presentó formalmente un pedido donde manifiesta que Gustavo M. renunciará a su derecho constitucional al silencio y que se encuentra listo para declarar cuando se lo digan.

Gustavo M. está detenido desde junio pasado y ha preferido no declarar. Él es uno de los 11 acusados en la instrucción por presunta asociación ilícita que está a cargo del fiscal general, Carlos Baca.

Las primeras sospechas en su contra nacieron por un depósito de un cuarto de millón de dólares que habría recibido su empresa de parte de Odebrecht. Pero su verdadero nexo quedó al descubierto cuando José Conceição Filho, exdirector de la compañía brasileña en Ecuador, entregó a las autoridades judiciales un video donde grabó una conversación con el acusado.

En esa charla, Gustavo M., no solo habla de los depósitos ilegales de Odebrecht también hace mención a los acuerdos ocultos del petróleo, en el cual negociadores fueron nombrados embajadores para ganar comisiones por la venta del crudo ecuatoriano en el exterior. Todo esto habría dejado millonarias ganancias a un pequeño grupo de personas vinculadas con el exgobierno.

Según la defensa de  Gustavo M., su decisión de declarar es porque quiere ser parte del convenio de cooperación eficaz con Fiscalía. Esta es una figura legal que busca que los acusados reciban rebaja de penas con la condición de entregar información que sirva para encontrar y sancionar a los responsables. (I)

ENLACE CORTO