Sábado, 17 Diciembre 2016 00:00 Justicia

Pena puede llegar hasta los 17 años de prisión

Taxista secuestró a enamorados y violó a la joven

El auto en el que ocurrió el delito -hasta el cierre de esta edición- no era localizado. En otras ocasiones estos vehículos han sido empleados para delinquir.
El auto en el que ocurrió el delito -hasta el cierre de esta edición- no era localizado. En otras ocasiones estos vehículos han sido empleados para delinquir. Foto: Cortesía / Ministerio del Interior

La pareja regresaba a casa luego de salir de un centro comercial, en Guayaquil.

Redacción Justicia

Andrea (nombre protegido) salió de un centro comercial donde labora, ubicado en el norte de Guayaquil, y junto a su enamorado tomó un taxi, de color amarillo, para regresar a su casa. El recorrido debía tomar menos de 20 minutos, sobre todo porque a esa hora -cerca de las 22:00- la afluencia de carros es menor. Pero no fue así.

El conductor los llevó por la avenida Las Aguas y hasta ahí todo parecía normal, pues habían recorrido la mitad del camino; sin embargo, de un momento a otro se desvió hasta un callejón desolado, cerca de un establecimiento educativo.

“El chofer que conducía el taxi le pegó un cachazo con un revólver a mi novio. De pronto apareció otro sujeto con un arma de fuego y se embarcó en el carro”, narró la joven, de 32 años, cuando acudió a denunciar el hecho en la Fiscalía del Guayas. La víctima detalló que el primer individuo tenía los ojos achinados, tez blanca, cabello corto y contextura gruesa. Mientras que el segundo era trigueño, delgado, cabello corto y de aproximadamente 1,60 m de estatura.

“Me quitaron mi abrigo y a mi novio le obligaron a meterse las manos en el pantalón y le envolvieron la cabeza para que no viera nada”. Agregó que los antisociales les quitaron dinero, las tarjetas de débito, celulares y otros documentos. El delito no terminó ahí.

Posteriormente, en otro carro, aparecieron otros delincuentes -no precisó cuántos-, quienes se quedaron parqueados cerca de ellos para pedirles las claves y retirar el dinero. De ahí se fueron.

“El chofer del taxi, junto con el sujeto que se subió por la Federación Ecuatoriana de Fútbol, abusaron sexualmente de mí... Después llamaron los otros hombres y les dijeron que ya habían sacado todo el dinero. De ahí nos dejaron abandonados por el sector de la Nueva Prosperina”, relató. Con temor le pidieron ayuda a un ciudadano que transitaba por el lugar y este los condujo hasta una Unidad de Policía Comunitaria (UPC).

Una hermana de la víctima expresó que Andrea amaneció con mucho dolor en el cuerpo y que necesita un tratamiento psicológico. “Parece que el taxi era robado, porque los individuos hablaban por celular y decían que lo dejarían botado por Samborondón, que los esperaran con otra ropa. Era una banda grande, deben capturarlos para que no le hagan daño a más personas”.

Víctor González, fiscal de la Unidad con Competencia en Delitos Flagrantes, indicó que como parte de las diligencias la mujer fue sometida a un examen médico legal donde se determinó el tipo de lesiones físicas y psicológicas.

“El tipo penal se encuadra en el secuestro extorsivo tipificado en el artículo 162 del Código Orgánico Integral Penal (COIP). Sancionado de 10 a 13 años, dependiendo de las circunstancias, entre ellas la agresión sexual. La pena podría aumentar hasta 17 años de privación de libertad”, indicó el funcionario.

Edison Barrera, jefe de Policía de la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón), aseveró que el hecho está en investigación. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Promo

Google Adsense