Diana Salazar continuará hoy las diligencias en el caso Odebrecht

Según la Fiscalía, banco trianguló dinero de coimas

- 07 de Septiembre de 2017 - 00:00

El SAI-Bank recibía fondos de 2 offshore panameñas. La entidad depositaba los recursos en el Banco Capital.

La investigación que lleva adelante la fiscal Diana Salazar, coordinadora de la Unidad de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, sobre el presunto delito de captación ilegal de dinero, en el caso Odebrecht registra avances. Desde el pasado  24 de agosto se encuentran detenidas tres personas: Daniel B., Juan S. y María Belén A., colaboradores del South American International Bank (SAI-Bank).

La Fiscalía ya descubrió cómo la constructora brasileña hacía llegar el dinero a Ecuador para el presunto pago de coimas. (Ver infografía)

El exfuncionario de Petroecuador, José T. quien se halla detenido y es procesado por el presunto delito de asociación ilícita en el caso de corrupción de Odebrecht, confirmó durante la versión que rindió el martes ante la fiscal Salazar, que el dinero que recibía de parte de Odebrecht, lo hacía a través de una triangulación, con dos compañías offshore.

Aseguró que el SAI-Bank era el depositario de las cuentas abiertas por parte de las offshore panameñas Alesbury Investment y Joubert Corporation, y que esa era su única relación comercial con la entidad financiera, acusada de operar en el país sin autorización de las respectivas entidades de control.

La Fiscalía tiene información sobre cuatro cuentas del SAI-Bank. Una en Ecuador, otra en Estados Unidos, la tercera en Venezuela y la última en Holanda.

En Ecuador, SAI-Bank mantenía una cuenta en el Banco Capital, en la que habría recibido $ 153,7 millones desde 2012 hasta 2017. Por eso ayer fueron convocados a la Fiscalía dos funcionarios de esta última entidad para que rindan su versión libre y voluntaria.

Mónica E., oficial de negocios del Banco Capital, indica que el SAI-Bank era un cliente más y que según la información registrada, su actividad era la captación de cuentas de ahorro y la compra de cartera.

“Se le pidió los nombramientos, copias de cédula del representante, se exigió la información de RUC, pero no entregaron”. Y reveló que dentro de los principales clientes de la cuenta SAI-Bank se encuentran  Cresafe, Credifast, Telconet, CFC, Portcoll.

Maribel T., en su versión rendida ante la Fiscal, confirmó que hubo valores que ingresaron del exterior al SAI-Bank.

Delación ayudó

Las primeras pistas del caso aparecieron en el expediente que por presunta asociación ilícita se abrió en el caso Odebrecht en contra de Ricardo R., tío del vicepresidente Jorge Glas y otros.

Fue en las transcripciones de los audios y vídeos entregados por José Conceição Santos, exejecutivo de Odebrecht en Ecuador, que aparecieron las menciones de los pagos. Además, Daniel B., asesor financiero de la entidad, y uno de los tres detenidos el 24 de agosto en Quito, confirmó en su versión lo antes expuesto.

Él narró que todo lo operativo del SAI-Bank se manejaba desde la capital de Curazao y que en Cuenca había oficinas de esa entidad.

Daniel B. era uno de los ejecutivos y el encargado de captar clientes. Él llamaba a cada uno, ofrecía los servicios y los visitaba.

En su versión señaló que quien proporcionaba la lista de posibles clientes era Juan Eljuri, quien disponía de una base de aproximadamente 20.000 nombres. Según Daniel B. los dueños del Sai Bank eran Juan y Juan Pablo Eljuri, quienes no se han pronunciado sobre estas versiones. Hoy habrá más comparecencias a la Fiscalía sobre este caso. (I)

----------------------

La entidad niega vínculos con la red de corrupción

El South American International Bank (SAI-Bank) negó cualquier vínculo con actividades ilícitas. La semana pasada se lo vinculó al caso Odebrecht.

En un comunicado oficial, firmado por Franklin Girigori, gerente general de la entidad financiera, se explica que SAI-Bank es una institución con licencia internacional “y su única operación formal se desarrolla en Curazao, donde la entidad está domiciliada y registrada”.

El documento señala además: “Con relación a la información descontextualizada y de dominio público”, respecto a la supuesta vinculación de la entidad crediticia, se informa que el banco “no realizaba operaciones financieras prohibidas, su principal actividad se concentraba en la compra y venta de cartera”.

SAI-Bank aclara que no mantenía oficinas ni empleados encargados, dispuestos o autorizados para realizar ningún tipo de intermediación financiera relacionada con la captación de dinero. “La Fiscalía General del Estado ha iniciado un proceso de investigación bajo la hipótesis de que ciertos funcionarios del banco han realizado actividades irregulares, lo que ha provocado que, al momento, se hayan procesado a tres personas, debiendo aclarar que no son funcionarios del banco, pero sí prestaron sus servicios profesionales a este a través de un subcontratista domiciliado en Curazao”.

La empresa contrató los servicios de una firma internacional de auditoría que actualmente revisa y analiza toda la documentación. Sobre Juan Pablo Eljuri V., se aclara que “no ostentaba ni ostenta el cargo de Director de SAI-Bank en Ecuador, como se ha dicho, debido a que esta denominación societaria no existe”. (I)