Sábado, 02 Septiembre 2017 00:00 Justicia

La obra está cerca de la terminal terrestre

Policías se benefician de 40 viviendas fiscales en Manta

María Dolores Mendoza recorre con sus hijas, de 2 y 3 años, las instalaciones de lo que es su nuevo barrio en Manta.
María Dolores Mendoza recorre con sus hijas, de 2 y 3 años, las instalaciones de lo que es su nuevo barrio en Manta. Foto: Leiberg Santos / EL TELÉGRAFO
Redacción Justicia

Manta.-

Con su pequeña hija en brazos, Liz Sornoza camina por cada cuarto de su nueva casa, feliz. Lo hace con su esposo, el subteniente de la Policía Nacional Víctor Ramos, quien es uno de los 40 beneficiarios de una vivienda fiscal en Manta.

“Esta casa nos ayuda bastante; esta es una labor importante que hacen para nosotros, el personal policial que laboramos en las diferentes ciudades, cada vez que salimos franco y nos permite estar con nuestra familia cerca”, expresa Ramos, a quien tener una casa le da tranquilidad para realizar su trabajo.

Otra de las beneficiarias es María Dolores Mendoza, quien se dio un tiempo para conocer, con sus dos hijas, las inmediaciones del complejo de casas, ubicado en la vía El Palmar, cerca de la nueva terminal terrestre de Manta.

“Esta obra es una gran ayuda para todos los servidores policiales, para que estén cerca de la familia y así vean crecer a sus hijos; así sucederá con mis 4 bebés”, expresa esta madre de familia.

Las viviendas fueron entregadas por el ministro del Interior, César Navas, quien resaltó que “beneficiamos a 40 familias policiales y continuamos trabajando por el bienestar policial”.

El funcionario resaltó que “Ecuador es uno de los países más seguros de la región, mejoramos las estadísticas de seguridad; antes había 19 homicidios por cada 100 mil habitantes, ahora 5,7”.

Para Navas, los resultados positivos se deben a un mejor trato a la clase policial, lo que genera  mayor compromiso de su parte.

El teniente coronel Marcos Bracho, en representación de los beneficiarios, destacó que “nuestra familia disfrutará de un lugar seguro y limpio; eso nos permite desempeñar nuestras funciones con mayor tranquilidad”.

Además de las viviendas fiscales, otro de los beneficios que reciben los uniformados es del plano educativo, ya que los cadetes salen de la Escuela Superior de Policía con títulos reconocidos por la Senescyt, en calidad de tecnólogos. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Google Adsense

 

Twitter ET