Ayer fue ratificada la orden de prisión preventiva

Pedro D. es llamado a juicio por enriquecimiento ilícito

- 07 de Septiembre de 2017 - 00:00
Alrededor de una hora le tomó al fiscal general del Estado, Carlos Baca Mancheno, presentar los 26 elementos de convicción y pedir medidas contra Pedro D.
Foto: John Guevara / EL TELÉGRAFO

El juez de lo penal de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), Jorge Blum, emitió auto de llamamiento a juicio al expresidente del Banco Central del Ecuador (BCE), Pedro D., como presunto autor del delito de enriquecimiento ilícito por alrededor de $ 1’262.000.

Al término de la audiencia de evaluación y preparatoria de juicio realizada la tarde de ayer en la CNJ, el juez ratificó también la prisión preventiva del exfuncionario, así como la retención de los saldos en las cuentas bancarias en el país y en el exterior; la prohibición de enajenar bienes; exhortó para la asistencia penal de Estados Unidos (EE.UU.) a fin de que prohíba la venta de tres inmuebles que posee Pedro D. en ese país y un nuevo pedido al presidente de la CNJ para que gestione la extradición.

La decisión fue adoptada por el juez, luego de escuchar en la audiencia al fiscal general del Estado, Carlos Baca Mancheno, quien en una exposición de alrededor de una hora presentó 26 elementos de convicción o argumentos, luego de lo cual demandó el llamado a juicio, las medidas cautelares y entregó las 987 fojas del expediente fiscal.

A la tesis del Fiscal se sumó la doctora Magaly Ruiz, quien en representación del BCE presentó una acusación particular contra Pedro D. y solicitó las mismas medidas cautelares de Baca.

Pedro D. estuvo representado en la audiencia por la defensora pública, Lolita Montoya, quien en su intervención planteó que se practique un acuerdo probatorio, el cual fue negado. En declaraciones a la prensa indicó que sí ha estado en contacto con su defendido y con la familia sobre el desarrollo del proceso legal.

Mediante un comunicado enviado desde EE.UU. con fecha 5 de septiembre, Pedro D. indicó lo contrario, que no había sido notificado de la diligencia, lo cual fue rechazado por el fiscal general Carlos Baca, quien lo calificó de mentiroso.

En abril de 2016, Pedro D. fue sentenciado a ocho años de cárcel por peculado bancario, por la entrega de un crédito irregular. (I)