Martes, 29 Agosto 2017 00:00 Justicia

En el tema de tixán se prepara la audiencia para llamamiento a juicio

Otro supuesto caso de corrupción afecta a Etapa

En 2017 la compañía Etapa se ha visto involucrada en dos posibles casos de favoritismos a familiares o amigos.
En 2017 la compañía Etapa se ha visto involucrada en dos posibles casos de favoritismos a familiares o amigos. Foto: Fernando Machado / EL TELÉGRAFO

El expediente está en manos de la Fiscalía de Azuay, luego que el Sercop denunciara una vinculación familiar.

Redacción Actualidad

Cuenca.-

“Otra obra pública contratada por Etapa (Empresa de Teléfono, Agua Potable y Alcantarillado) presenta una evidente vinculación directa familiar entre quien contrata y el proveedor”, informó el subdirector nacional del Servicio de Contratación Pública (Sercop), Juan Pablo Bermeo.

Se trata, según el funcionario, de un proceso por más de un $ 1 millón, en el que se presume favoritismos para la entrega de un contrato de provisión a un familiar directo de un funcionario de la empresa pública de Cuenca.

La indagación no tiene relación con el proceso de investigación que lleva adelante la Fiscalía de Azuay en torno a la contratación de la ampliación de la planta de agua potable de Tixán por cerca de $ 10 millones, la cual se encuentra en Etapa de indagación previa, aclaró el subdirector del Sercop.

La Fiscalía Provincial de Azuay informó que se encuentra investigando este nuevo caso y se guarda las reservas debidas mientras duren las indagaciones correspondientes. La denuncia fue aceptada el 17 de julio de acuerdo con la página web de la institución.

El gerente general de Etapa, Boris Piedra, señaló por su parte que los procesos de la Fiscalía en torno a la empresa municipal son “más bien de índole personal contra algunos funcionarios y exfuncionarios”.

Piedra recalcó que Etapa no es un actor directo en los procesos, pero, pese a ello, han entregado toda la información requerida y espera una resolución legal para tomar decisiones sobre la continuidad de los contratos y funcionarios investigados.

Vinculaciones familiares

El subdirector nacional del Sercop indicó que la nueva denuncia se refiere a una potencial vinculación familiar entre un proveedor y un funcionario de Etapa a cargo del procedimiento, quien estableció las necesidades de ciertas contrataciones. “Es otro proceso de contratación, otra obra pública contratada por Etapa. Se han presentado los respectivos informes a la Fiscalía y hemos solicitado algunas diligencias necesarias para que la Fiscalía tenga sus argumentos y podamos motivar más fuertemente nuestra acusación”.

“Es nuevamente una ilegalidad. El proveedor no podía participar y, a nuestro parecer, evidentemente se configura un tráfico de influencias”, sostuvo el funcionario.

El subdirector nacional del Servicio de Contratación Pública detalló que el caso fue detectado mediante un sistema de control basado en la gestión masiva de datos, detección de alertas tempranas y malas prácticas de contratación, proceso que es automatizado, por lo que no hay lugar a direccionamientos contra Etapa.

Explicó que el sistema analiza la ejecución presupuestaria a nivel zonal, los procesos y los hallazgos históricos de malas prácticas, “lo que permite supervisar de oficio posibles irregularidades”.

El sistema está enlazado -además- con las bases de datos de la Superintendencia de Compañías, la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria, el Servicio de Rentas Internas y el sistema de Datos Públicos, por lo que detecta vinculaciones entre oferentes y funcionarios de forma certera.

La Fiscalía Provincial de Azuay investiga los dos casos de presunto tráfico de influencias en la empresa, asentada en la capital azuaya.
Investigación sobre Tixán

En tanto, la Fiscalía prepara los argumentos para la audiencia de llamamiento a juicio en torno a la investigación por una presunta adjudicación de un contrato por $ 10 millones a familiares de un alto cargo de la empresa municipal.

El subdirector del Sercop señaló que la entidad consta como acusador particular en este caso y, por lo tanto, “es una obligación darle seguimiento”, pero respetará las decisiones de la Fiscalía. La audiencia se prevé para mediados de septiembre.

El gerente de Etapa indicó que, a más de la indagación de la Fiscalía, en torno al contrato de la ampliación de la planta de Tixán, existen otros 2 procesos de investigación, uno iniciado por la Contraloría y otro por la Procuraduría. En ambos se esperan resultados.

En el tema de Tixán, el 22 de marzo, el Sercop presentó en la Fiscalía de Azuay una denuncia en contra de funcionarios de la empresa Etapa. La misma hizo relación a contratos que se habrían dado a familiares del gerente, esto sirvió incluso para que el principal de Etapa fuera reducido a prisión preventiva y luego renuncie. (I)

ENLACE CORTO