Martes, 20 Septiembre 2016 00:00 Justicia

Más de 900 toneladas de cocaína se producen alrededor de Ecuador

La erradicación de cultivos de hoja de coca en Perú se realiza a mano, sin utilizar pesticidas.
La erradicación de cultivos de hoja de coca en Perú se realiza a mano, sin utilizar pesticidas. Foto: internet/dialogo-américas.com

En el país se han decomisado 64 toneladas de droga. La mayoría estaba destinada al tráfico internacional, sobre todo hacia el continente europeo.

Redacción Justicia

Ecuador es un país escogido por los narcotraficantes para el tránsito de la droga que es exportada a Centroamérica, Norteamérica y Europa. Así consta en el informe anual 2016 sobre la estrategia del control internacional de narcóticos del Departamento de Estado de Estados Unidos. Esa alerta también la pronuncian las autoridades del Ministerio del Interior cuando informan de los decomisos de estupefacientes destinados al tráfico internacional.

Nelson Villegas Ubillús, director Nacional de Antinarcóticos, indica que Ecuador está rodeado de los mayores productores de cocaína del mundo; es decir Colombia y Perú y que los pasos ilegales de las fronteras -con ambas naciones- facilitan el paso de los estupefacientes. “Se están coordinando acciones con la Policía y FF.AA. Las estadísticas muestran que la mayoría de sustancias ilícitas ingresan por el norte”.

El oficial destacó que Ecuador no es productor de droga, pero que en los países vecinos hay laboratorios para la elaboración y procesamiento de la misma. “Hay muchas modalidades que emplean los narcos para ingresar los cargamentos, puede ser vía terrestre, marítima o aérea, normalmente adecuan caletas en carros o embarcaciones. Hemos encontrado droga abandonada dentro de algún vehículo o en el agua”.

José Serrano, ministro del Interior, precisó que el 65% de la droga decomisada tenía como destino Estados Unidos, pero que esa realidad cambió y ahora es enviada en ese porcentaje a Europa.

Rodrigo Suárez, secretario técnico de Drogas, indicó que se ha determinado que la población de las fronteras “es vulnerable. Tienen acceso no solo al consumo y microtráfico, sino al narcotráfico. Es importante llegar con prevención y darles alternativas de vida para que ante un ofrecimiento sepan decir no”.

El funcionario indicó que se mantienen reuniones binacionales para trabajar en conjunto e intercambiar experiencias y actividades. “Buscamos evitar que las personas sean reclutadas”.

De acuerdo con cifras del Ministerio del Interior, en lo que va de 2016, se han incautado más de 64 toneladas de estupefacientes. Del total de alijos, 10 toneladas estaban dirigidas al microtráfico. “La sustancia de mayor consumo es la marihuana; sin embargo, se ha puesto mayor atención a la heroína por ser más adictiva”.

En un informe publicado por la ONU en 2015, consta que la ubicación estratégica de nuestro país conlleva un alto riesgo considerando que existen espacios en donde la planta de coca se puede desarrollar de manera satisfactoria; pero además se toma en cuenta que Ecuador es considerado ruta de tránsito de drogas y de insumos para elaborarla.

Situación en Colombia

El último Informe de Monitoreo de Territorios Afectados por Cultivos Ilícitos en Colombia, producido por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc)  reporta un incremento del 39%, al pasar de 69.000 hectáreas en 2014 a 96.000 en 2015 ha de sembradíos.

En relación con la producción potencial de cocaína para 2015 se estimó en 646 toneladas métricas, un incremento del 46% respecto a las estimaciones de 2014.

Perú, segundo productor

Perú es el segundo productor mundial de clorhidrato de cocaína, por debajo de Colombia, pero en 2015 redujo levemente la extensión de hectáreas de hojas de coca en su territorio, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El dato publicado en 2008 por la organización acerca de la producción potencial de cocaína en ese país arrojó 302 toneladas métricas.

El último informe de monitoreo muestra una disminución del área cultivada con esta planta de 6,1% en 2015 en comparación con 2014. Esta cifra significa que el sitio utilizado para el cultivo se redujo de 42.900 hectáreas a 40.300 ha.

La cifra mantiene una tendencia a la baja que empezó en 2011 cuando se detectó que se habían sembrado 62.500 hectáreas de hojas de coca, según el reporte elaborado por la ONU. (I)

ENLACE CORTO

Promo

Google Adsense