Miércoles, 20 Septiembre 2017 00:00 Justicia

Madres buscan a sus hijos en fosas clandestinas

AFP

La suavidad de las manos de Martha González se perdió. Ahora son ásperas y llenas de callos tras meses de excavar en fosas clandestinas desenterrando cadáveres, esperanzada en encontrar a su hijo Alberto, uno entre miles de desaparecidos en México.

González vive en Veracruz, distrito oriental de México con deshonrosos antecedentes de gobernantes corruptos y escenario de una guerra entre 3 poderosos carteles: Los Zetas, Golfo y Jalisco Nueva Generación.

Denuncia que su hijo, policía de 25 años, fue víctima de desaparición forzada a manos de otros oficiales en 2013.

Alberto tenía apenas 2 meses como agente de Policía en el poblado Ursulo Galván y soñaba con ahorrar para casarse. Salió a patrullar el 11 enero de 2013, con 6 colegas. Jamás regresó.

Según testigos, se los llevaron policías estatales, pero las investigaciones nunca arrojaron resultados. Frustrada, González asumió la búsqueda y con las madres de los otros oficiales empezaron a excavar en unas fosas clandestinas descubiertas en Colinas de Santa Fe, a 30 kilómetros de su localidad.

Aprendieron a excavar en el colectivo Solecito, integrado por mujeres que buscan a sus familiares desaparecidos y que temen fueron enterrados clandestinamente en los suburbios del puerto de Veracruz.

“He tenido que aprender a escarbar y usar el machete para buscar a mi hijo. A veces me toca quitar la maleza, escarbar o sacar la tierra con palas”, dice González.

Al principio, lloraba cada vez que hallaba un hueso humano. “O cuando veíamos la ropa de los chicos, de las mujeres o uniformes de taxistas. Toda esa situación nos hacía llorar. Ahora ya no, pensamos en buscar a nuestros hijos”.

González denuncia que su vástago fue secuestrado por subordinados de Arturo Bermúdez, jefe de la Policía durante el gobierno de Javier Duarte (2012-2016). 

Duarte está encarcelado acusado de corrupción tras dejar a Veracruz en bancarrota antes de huir a Guatemala. Fue capturado y extraditado a México. Bermúdez también está detenido por ser su cómplice. Pero ningún funcionario ha sido acusado por la violencia y el abuso de los derechos humanos en Veracruz, donde se registraron 4.500 asesinatos. (I)

En México asesinan a 180 mil personas

En México hay más de 30.000 personas desaparecidas. Los casos se multiplicaron desde 2006, cuando en medio de una ola de violencia ligada al narcotráfico el gobierno federal lanzó una ofensiva militar antidrogas.

Desde entonces murieron también  180.000 personas, según cifras oficiales que no especifican cuántos sucesos están ligados al crimen organizado.

Menos del 1% de los asesinatos ha sido resuelto en el país. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Google Adsense

 

Twitter ET