Los guardias de prisiones de Brasil se declaran en huelga

| 19 de Enero de 2017 - 00:00
Los policías controlaron que las bandas criminales en el interior de la prisión de Alcacuz no se enfrenten ni provoquen otra masacre.
FOTO: Foto: AFP

Brasil enfrenta una grave crisis carcelaria, que suma ya 134 privados de la libertad asesinados. Mientras, los guardias penitenciarios iniciaron una paralización de sus funciones (el martes  último) porque no percibieron sus haberes.

Hasta la tarde del martes la Policía tenía el control de la prisión de Alcaçuz, donde los presos se resistían a ingresar a sus celdas.

El fin de semana último se registró una nueva masacre que dejó 26 presos muertos.

El comandante Eduardo Franco, portavoz de la policía en el estado de Río Grande do Norte, donde se encuentra la prisión de Alcaçuz, dijo que las autoridades lograron mantener separadas a las bandas rivales y hasta ahora evitar otra masacre.

A las puertas del centro, familiares afirmaban que reclusos de la facción local Sindicato do Crime RN, a la que pertenecía la mayoría de los asesinados del fin de semana, trataban de vengarse por la matanza e invadir el pabellón donde se encontraban sus rivales del poderoso Primer Comando de la Capital (PCC).

“Solo tenemos un objetivo: arrancar las cabezas del PCC y lo vamos a hacer. Somos de aquí y no vamos a dejar que estos tipos dicten sus leyes en nuestra casa”, gritaba un preso en un video que envió a su mujer, al que tuvo acceso la AFP.  

La violencia desatada en Natal forma parte del feroz enfrentamiento entre el PCC de Sao Paulo y el Comando Vermelho (CV) de Río de Janeiro, y sus aliados locales, por el control de las rutas de la cocaína.

A esta situación de violencia se suma la tensión por la paralización de los guardias de las prisiones de Río de Janeiro.

El gobierno de esta jurisdicción anunció en un comunicado que depositará integralmente el salario pendiente de diciembre a todos los funcionarios de seguridad.

La medida no se depondrá hasta que se cumpla con la promesa de cancelar los salarios del sector seguridad. (I)